El blog de Carlos G. Pozo: “Vendes a ilegales… yo elijo si te compro”

El editorial del director de La Comunidad del Taller, Carlos G. Pozo.

“Dice el presidente de Cetraa en una entrevista que publicamos en el último número de nuestro periódico que en la patronal están dispuestos a llegar a acuerdos con empresas de distribución de recambios que apuesten por los talleres legales (puedes leer la parte en la que habla de esta situación pinchando aquí). Lo hacía después de ser preguntado por lo que desde la asociación se está haciendo para luchar contra los ilegales y lo que venía a decir Fontán es que sin venta de recambio no habría clandestinos. Y no se refería tanto a alcanzar acuerdos comerciales, básicamente porque no pueden hacerlo, pero sí a que estaban por la labor de promover de un modo u otro la compra a quienes ‘nos defienden’.

Decía Fontán que tenían constancia de que hay distribuidores que están vendiendo a clandestinos con las mismas e incluso mejores condiciones que a los talleres legales, con reparto y con cuenta. Decía también que desde Ancera se limitan a decir lo de siempre, que no se puede no vender a quien aparece por la tienda, lo que significa dos cosas: o que no entienden el problema, que lo dudo; o que entendiéndolo prefieren no hacer nada -que al final es un tema incómodo, ya lo sabemos-, que es por donde yo creo que van más los tiros…

Afirmaba el presidente de Cetraa que igual que cada uno es libre de hacer en su casa lo que considere, también lo es él de hacer lo mismo en la suya: “Y el que vende a talleres ilegales no vende un euro en Talleres Fontán”, aseguraba en la entrevista.

Pues no puedo estar más de acuerdo. ‘Vendes a ilegales… yo elijo si te compro’.

Y es que son muchas las veces que los talleres se quejan, pero pocos se plantan. Sé que es difícil, porque en las relaciones comerciales taller-recambista pesan muchas cosas y lo que por un lado no nos gusta, por otro se compensa… Pero es inaudito que quien trate de vender recambio al profesional esté llevando piezas al ilegal que compite de forma desleal con el que es su principal cliente, que fomente una venta que empobrece al taller y que con ciertas prácticas (vendiendo por ejemplo en mostrador con el mismo, similar o más descuento que al taller) contribuya a generar confusión en el usuario.

Como taller, y ahora hablo en primera persona, haría lo que Fontán: ‘Ni un euro’. Y si lo diera, por el motivo que fuera, dejaría de quejarme”.

2 Comentarios

  1. Ni tan fiero es el lobo ni tan dócil el cordero….
    Totalmente de acuerdo con la lucha contra cualquier ilegalidad comercial que nos afecta a todos, pero en este escrito parece que los malos somos las tiendas de recambios, y no estoy de acuerdo.
    Este tema da para mucha conversación y reflexión por ambas partes, incluidos los consumidores finales que llegan imponiendo el no pagar lo que es lícito…..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorEl impacto del coronavirus en el taller…
Artículo siguienteNGK reubica las funciones de la oficina central global

¡Suscríbete a nuestro newsletter!