La automoción se ve afectada por el coronavirus

Muchas plantas se han visto obligadas a suspender su producción para evitar posibles contagios...

El coronavirus está impactando en el sector de la automoción. Marcas como Volkswagen, Toyota, Daimler, General Motors, Renault, Honda e Hyundai con importantes inversiones en China, a través de acuerdos con empresas locales y productoras de este país, ya están sufriendo las consecuencias de las restricciones impuestas desde el Gobierno chino para frenar la expansión de un virus que también empieza a afectar al aftermarket…

Unos 30 trabajadores (de 400) de la planta de producción que Magneti Marelli tiene en Barcelona no están desarrollando su actividad habitual por la falta de suministros procedentes de China. Aunque el fabricante ha asegurado estar trabajando para poder reincorporarlos cuanto antes, tal y como informa ABC.es.

Muchas plantas se han visto obligadas a suspender su producción para evitar posibles contagios alterando la cadena de suministro.

Por otro lado, según recoge Faconauto, muchas plantas de producción de grandes marcas se han visto obligadas a suspender su actividad para evitar posibles contagios alterando la cadena de suministro, medidas que podrían endurecerse en los próximos días con nuevos cierres… De momento, la agencia de calificación S&P Global Ratings estima que China podría disminuir su producción global en aproximadamente un 15% en el primer trimestre de 2020.

Aunque Daimler y Volkswagen han afirmado que esperan poder reanudar pronto la fabricación de vehículos en China, según la misma fuente, la segunda lo tiene más complicado al poseer 24 plantas de producción de automóviles o piezas de repuestos en China, que corresponde al 40% de su producción total.

Por su parte, Nissan ha anunciado que parará sus instalaciones en su mercado doméstico a causa del virus,  porque no le quedan existencias para seguir produciendo, convirtiéndose así en el primer fabricante de vehículos japonés en tomar esta decisión, mientras su paisana Toyota está analizando “planes alternativos de producción”, según afirmó su máximo responsable de producción, Masayoshi Shirayanagi. No debemos olvidar que en la actualidad muchas marcas, como Tesla, General Motors o diversas empresas coreanas dependen de manera directa del país chino… de hecho, Hyundai ha comunicado que tendrá que suspender sus líneas de producción en sus plantas coreanas por falta de material.