El detective contratado en Coruña para ‘buscar’ ilegales da sus frutos…

A finales de 2016 la patronal coruñesa Atreve hizo llegar a las autoridades un informe con 65 negocios de reparación que incurrían en algún tipo de irregularidad.

Fue una iniciativa que la patronal puso en marcha en 2016 y que ha concluido ahora con un balance que consideran positivo, ya que las administraciones implicadas, por una parte la Consellería de Industria y por otra la Guardia Civil, han inspeccionado la práctica totalidad de estos negocios y abierto expedientes o dictado sanciones en muchos de ellos.

A raíz del informe realizado por Atreve, la Consellería de Economía, Emprego e Industria realizó a lo largo de 2017 un total de 54 inspecciones. La Guardia Civil, a través del Seprona, otras 42.

“Cuando estos organismos pusieron en marcha sus acciones de control, el efecto disuasorio había llevado ya a parte de los negocios señalados a tramitar licencias y ponerse al día con la administración”, señalan desde la asociación gallega.

Según los datos facilitados por Industria, 26 talleres fueron sancionados por diversos “incumplimientos”, habiendo abierto expediente a nueve negocios “que únicamente están dados de alta para la actividad de lavado y engrase y a otro que era legalmente solo garaje y que, según se comprobó, realizaban otras tareas”.

Además, se les requirió documentación a 34 talleres, de los cuales de momento solo la han aportado siete.

Por su parte, de las 42 actuaciones del Seprona, fueron detectados catorce pseudonegocios que eran “claramente ilegales”, otros seis no aparecían registrados como talleres, “pese a realizar esta actividad”, y 23 carecían de licencia o autorización. Doce establecimientos contaban con incumplimientos en la gestión de residuos.

Atreve hace un balance positivo de la iniciativa, que supuso en su momento un importante esfuerzo para sus asociados, que costearon la contratación de un detective privado para elaborar el informe de denuncia.

La patronal pone de este modo un punto y seguido a su actividad contra los ilegales. Aseguran trabajar ahora para mantener “el fructífero diálogo establecido con las administraciones implicadas”, habiendo además abierto un portal de denuncia a través de su web.

“Se estima que la actividad ilegal merma entre un 20 y un 30% la facturación del sector, además de representar un peligro para la seguridad de los vehículos”, terminan el comunicado.