El Ejecutivo quiere impulsar las estaciones de carga para eléctricos

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha dicho que durante “las próximas semanas” se modificará la Orden Ministerial de accesos a la Red de Carreteras estatales con el fin de regular la instalación de puntos de recarga eléctrica.

El Gobierno de Pedro Sánchez busca aprobar una normativa para impulsar las estaciones de carga para coches eléctricos. Y es que el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha anunciado que “en las próximas semanas” modificará la Orden Ministerial de accesos a la Red de Carreteras estatales con el objetivo de regular la instalación de puntos de recarga eléctrica y fomentar el despliegue de operadores privados de una red de recarga de vehículos eléctricos.

Es decir, lo que busca el Ejecutivo con esta modificación es incluir en el texto legal la forma de conectar a la red de carreteras la red de electrolineras que se instalen, y así, el titular de la instalación, según explican en MotorPasion.com, deberá cumplir con todas las obligaciones, así como responder ante la Dirección General de Carreteras.

Asimismo, Ábalos ha hecho hincapié en la necesidad de asentar las bases para categorizar las carreteras en función de su adaptación al vehículo autónomo, así como de impulsar los servicios de transporte a demanda y la movilidad compartida en el entorno rural.

Desde que en octubre de 2018 el Gobierno eliminara la figura del gestor de carga, cualquier consumidor puede desarrollar la actividad destinada a la recarga de coches eléctricos, y restaurantes, supermercados o centros comerciales, por ejemplo, pueden regalar electricidad si así lo desean para la recarga de baterías.

A su vez, en junio de 2019 el Ejecutivo instó a las estaciones de servicio a instalar puntos de recarga para automóviles eléctricos de 50 kW.

Mucho camino por recorrer…

De momento, en España existen 5.109 puntos de recarga para vehículos eléctricos y 13.622 conectores, de los cuales más de 6.500 son Tipo 2 (homologado como estándar en la Unión Europea, es uno de los enchufes más comunes y está presente en un buen número de eléctricos hechos por fabricantes europeos, como BMW, Mercedes, Volkswagen -incluyendo marcas como Audi o Porsche-, Renault, Volvo o Tesla) y sólo 456 son del tipo CCS2 o de carga rápida, según los datos de Electromaps, una plataforma digital que recoge todos los puntos de recarga para vehículos eléctricos.

No obstante, nuestro país todavía le queda mucho camino por recorrer hasta llegar a las más de 30.000 electrolineras que tiene Alemania, país que ha incrementado recientemente las ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos hasta los 6.000 euros, o las 22.600 de Reino Unido.

Actualmente, en España las compañías que más están invirtiendo en electrolineras son las petroleras y las eléctricas. De hecho, hace un mes Iberdrola y la operadora petrolífera Avia anunciaron la instalación de más de 500 cargadores rápidos en 100 estaciones.

Por su parte, Endesa planea la instalación de hasta 108.000 puntos para 2023 entre públicos y privados. Además, Iberdrola también ha firmado acuerdos con Ballenoil -compañía que ofrece un modelo de gasolineras ‘low cost’ o automáticas- para la instalación de 20 puntos de carga en sus estaciones, en una primera fase, mientras que Endesa también ha hecho lo propio con esta red low cost, en su caso llegando a los 106 puntos.