El presidente de Aston Martin advierte sobre los riesgos de los coches eléctricos

El presidente de la marca británica ha pedido prudencia a los gobiernos a la hora de tomar decisiones como la del proyecto de Ley de Cambio Climático anunciada hace unas semanas por parte del Gobierno de España.

El presidente y consejero delegado de Aston Martin, Andy Palmer, advierte sobre los riesgos que puede suponer el vehículo eléctrico para Europa. También pidió prudencia a los gobiernos con respecto a la toma de decisiones como el reciente anuncio de la propuesta de Ley de Cambio Climático y Transición Energética por parte del equipo de Pedro Sánchez con la intención de prohibir la venta y matriculación de vehículos diésel, gasolina e híbridos a partir de 2040, según se hace eco ElEconomista.es.

El consejero delegado de la marca británica opina que “los ingenieros conocen la situación mejor que los políticos y se les debería dejar buscar soluciones que ofrezcan alternativas. Si sólo se permiten coches eléctricos, pero esa energía viene del carbón o de las nucleares se crea otro problema y además, en esos casos, los híbridos son mejores”.

Palmer califica de irresponsable el hecho de pedir que se cambien los vehículos sin poner las infraestructuras necesarias. Además, añadió que “hay cosas alrededor de los vehículos eléctricos que no están resueltas. Ahora puedes hacer un coche de combustión en cualquier parte pero cuando construyes uno eléctrico todos los imanes provienen de China y eso puede ser un riesgo político. El litio viene de Sudamérica y también puede ser un riesgo político y el cobalto para las baterías proviene de África, ¿cómo podemos saber que no se utiliza trabajo infantil o que las minas son seguras?”.

El presidente de Aston Martin propone como una única solución que “dejen a los ingenieros innovar”.

James Bond sigue yendo en un coche de motor de combustión

Según el directivo, haciendo una inversión leve se pueden llevar los motores más eficientes de la Fórmula 1 a los mercados, siguiendo la línea de las propuestas de la Comisión Europea de mejorar los rendimientos de los motores a la vez que se van introduciendo progresivamente otra clase de vehículos.

Además, Aston Martin sigue viendo a James Bond, el conocido agente secreto e icono de su marca, conduciendo un coche de motor de combustión en los próximos años. No obstante, la compañía británica ya ha empezado, según recoge el medio digital, a preparar el lanzamiento de sus primeros vehículos híbridos.

Tanto es así que la enseña automovilística está trabajando en la tercera y última fase de preparación de su nueva planta St. Athan (Gales, Reino Unido). Asimismo, para 2022 estima alcanzar un nivel de producción total de 14.000 automóviles anuales entre la factoría galesa y su sede central en Gaydon (Reino Unido). Así, afirman, la empresa limitará a 7.000 vehículos por año la producción de su nueva instalación, en la que se ensamblará el primer SUV de la marca que se llamará DBX.

Nueva generación de modelos

Aston Martin, siguiendo la hoja de ruta ‘Second Century Plan’, ha empezado con el lanzamiento de su nueva generación de modelos: el DB11, el Vantage y el DBS. Estos han sido los primeros resultados de un plan que prevé lanzar siete novedades en siete años. “Coches competitivos, mejores que los de la competencia. Somos ganadores”, destaca Palmer.

Por último, el consejero delegado de la compañía afirmó que su firma es “evidentemente británica” y negó que el Brexit pueda suponer un riesgo para Aston Martin. La compañía apuesta por crecer en mercados como Estados Unidos y China y considera que el gigante asiático puede ser su primer mercado en 2021.