El ‘preso resucitado’, detenido por robar en un taller

Junto a otras tres personas, una de ellas su esposa, se le atribuye la sustracción de diversas piezas de repuesto y las cuatro ruedas de un BMW que estaba en reparación.

El pasado 31 de enero, el conocido como el ‘preso resucitado’ fue detenido junto a otras tres personas, una de ellas su esposa, cuando intentaban sustraer diversas piezas de repuesto y las cuatro ruedas de un BMW que estaba en reparación en un taller de mecánico de Meres, en el concejo de Siero, Oviedo. Tal y como informan desde cadenaser.com.

Además, la Guardia Civil tuvo conocimiento de su participación en otro robo en un polígono industrial, habiendo sido detenido días antes por otra sustracción en unas obras en Oviedo.

No estaba muerto

Gonzalo Montoya Jiménez, el ‘preso resucitado’, se ganó este apelativo tras haber sido declarado muerto en la `prisión de Oviedo, y trasladado en bolsa funeraria, despertando justo antes de practicarle la autopsia. Según la misma fuente, el personal advirtió que del interior de la bolsa provenían “ronquidos y gruñidos” impropios de un cadáver. Además, empezaba a moverse, lo que hizo evidente que estaba vivo.