El proyecto de reglamento europeo sobre homologaciones, control y acceso a la información técnica a examen

parlamento_europeo

Conepa está realizando un seguimiento exhaustivo, “prácticamente diario”,  del desarrollo del proyecto de reglamento europeo sobre homologaciones, control técnico y acceso a la información técnica de los vehículos, que incluye un capítulo que hace referencia explícita al acceso a la información técnica necesaria para efectuar reparaciones, y analiza sus repercusiones para los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos. En este sentido Conepa comparte las primeras conclusiones extraídas por su equipo jurídico sobre dicho procedimiento en un informe que aseguran haber remitido ya a todos sus asociados.

“Las conclusiones no varían mucho de lo indicado desde el primer momento en su esencia, pero ratifican la apreciación inicial de  ser un reglamento redactado bajo el efecto “caso Volkswagen”, aseguran desde la patronal, de hecho destacan la participación de las distintas comisiones del Parlamento Europeo “muy activas para que no se repita” presentando, de momento, un total  356 enmiendas.  De las mismas, Conepa destaca que el principal objetivo de la mayoría de ellas se centra en garantizar los procesos de homologación/tipo de los vehículos y su control posterior (vía ITV y por otros nuevos procedimientos), con ese fin, se determinan numerosos procesos de control que implican también una mayor coordinación entre los estados miembro. “Es decir, se quiere poner coto a la situación actual que ha hecho posible el asunto “Volkswagen”, aseveran desde la patronal.

Van a ser más rigurosos

Asimismo, Conepa destaca que en los capítulos del reglamento en referencia a la posventa, sobre todo el XIV, y alguna referencia en el XIII, apenas se han presentado enmiendas, “en todo caso para reforzar el acceso de los operadores independientes a la información sobre la reparación y el mantenimiento”. Sin embargo, la patronal asegura que las mayores repercusiones para el sector son indirectas, y se incluyen en otros artículos que tienen que ver con dos apartados: Unos controles de ITV mucho más rigurosos: los talleres tendrán que ser muy estrictos en el control de cumplimiento de los parámetros de homologación de los coches, especialmente en el tema de emisiones, durante su vida útil. Y controles especiales también para todo lo que se salga de la homologación/tipo, con especial incidencia en la instalación de accesorios, dispositivos de desconexión de equipos, la calibración de los ADAS, etc.