¿El taller puede reducir su impacto en el medio ambiente?

El blog de Loctite explica cómo gestionar las emisiones y residuos que genera un taller mecánico.

El trabajo diario de los talleres produce residuos y gases contaminantes, los profesionales cuentan con las herramientas para gestionarlos, pero, según el blog de Loctite, también pueden adoptar ciertas medidas para reducir el impacto de su actividad en el medio ambiente.

El taller debe tener en cuenta que las materias primas y productos como baterías, pilas, productos de limpieza, carburantes o neumáticos pueden suponer un riesgo para el medio ambiente. Pero no sólo, la maquinaria utilizada en los talleres también pueden producir residuos, entre ellas elevadores, fresadoras, taladradoras, alineadoras de dirección o grúas, entre muchos otros.

Por ello, los talleres deben contar con un plan de gestión de residuos que permitan eliminar los compuestos sin dejar rastro de contaminantes que perjudiquen el entorno, así como de limitar las emisiones que puedan producirse en las instalaciones, tener sistemas de ventilación, desinfección, suministros de electricidad y agua o aspiración.

Los tipos de agentes contaminantes que se producen con mayor frecuencia en estos establecimientos son los residuos peligrosos: contienen componentes altamente tóxicos. Algunos de estos residuos son las baterías y pilas usadas, los productos químicos, etc. Los no peligrosos: no contienen componentes con alta toxicidad. Algunos ejemplos son las lunas desechadas o los neumáticos.

Residuos urbanos: embalajes, material de oficina, restos orgánicos, etc. Vertidos: por ejemplo, el agua destinada a la limpieza del local. Y emisiones: las principales emisiones de gases a la atmósfera en los talleres son producidos por la combustión de los motores.

El peligro de los ilegales

Por este motivo, entre otros, son tan peligrosos los talleres ilegales, porque no cuentan con ninguna medida para proteger el medioambiente causando un grave daño al entorno y, además, suponiendo un peligro para las personas.