“El único culpable de que exista un taller ilegal es el ilegal”

En el número 64 del periódico La Comunidad del Taller, Carlos G. Pozo entrevista a José Luis Bravo y Carlos Martín, presidente y secretario general de la patronal de recambistas Ancera. Publicamos parte de lo que dio de sí aquella conversación, preguntados ambos por los talleres ilegales, las aseguradoras y los conflictos con algunas marcas en relación a la distribución de piezas.

Hablando de los talleres, ¿qué demandas tienen respecto a la distribución?

Martín: La guerra que más abierta tienen ellos en su día a día es la de los talleres ilegales. Y es un camino en el que nos hemos implicado de diferentes maneras, poniendo en marcha campañas para acabar con un problema que nos afecta a todos.

Bravo: Una de las grandes fortalezas que tiene Ancera es su capacidad de representatividad, con entidades como OPEN (talleres especialistas en neumáticos), AECAR (carrocería), Afiba (equipamiento de taller), ARPA (repintado), y muchas más, integradas en su estructura. Pero lo que más me ha sorprendido es la reputación de Ancera dentro del mundo asociativo, con unas estrechas relaciones tanto por un lado con Sernauto y Anfac, como por otro con los talleres (Cetraa y Conepa); e incluso con las de la distribución de automóviles como Ganvam o Faconauto. En lo que respecta a nosotros, los talleres son nuestros clientes, y es nuestro mejor activo, el que Ancera tiene que cuidar más. Lo que he visto por ejemplo durante los últimos meses, con la llegada del coronavirus, es que tanto con Conepa como con Cetraa si no ha habido llamada diaria, casi. No es qué nos demandan, no: es que trabajamos de la mano para impulsar cosas conjuntas. Y les ayudamos a potenciar proyectos que quizá ellos, al ser más pequeños, pues en solitario no pueden, o les cuesta más…

En relación con los ilegales, las patronales de talleres les piden una mayor implicación. Suelen aludir a que si no les vendieran recambio no existirían.

Bravo: De lo que tengo que asegurarme como patronal es que nuestras ventas se hagan conforme a la ley y la libertad de comercio. Con todas las garantías de homologación y certificaciones que la ley nos exige. Más allá de eso no puedo entrar en la política comercial de ninguna tienda, no puedo prohibir a nadie que compre en un mostrador que tengo abierto al público. Nosotros siempre hemos estado en perfecta sintonía con las asociaciones de talleres y defendiendo con ellos los mismos intereses. Que se cargue a la distribución con la responsabilidad de que un ilegal opere ni es justo ni es real…

En mi opinión hay parte de la distribución que sí la tiene…

Bravo: Dentro de Ancera hay muchas realidades, pero eso es una cuestión de cada empresa, no de sector. Sucede igual en el caso de los talleres, hay quien hace muchas cosas, hay quien hace mejor las cosas y quien las hace peor. Pero por eso no puedes penalizar a una asociación. El único culpable de que exista un ilegal es el ilegal.

Lo que se ha penalizado es que se sea demasiado políticamente correcto en este sentido. O que no se hayan atendido demandas como la de cargar con una tasa medioambiental los recambios vendidos en mostrador para tratar de dificultar la actividad a estos ilegales…

Bravo: Como patronal no puedo meterme en la política comercial de mis socios, no puedo hablar de precios, de cómo se vende ni a quién.

Martín: De todos modos, es enfocar un problema en el recambista cuando no es del recambista. El problema es del sistema, porque se intenta cerrar un taller ilegal por activa y por pasiva y la legislación no opera como debe. Y si se cierra, al día siguiente abre en otro sitio. Lo que yo creo que terminará por acabar con los ilegales será el avance de la propia tecnología: el coche conectado, la mayor trazabilidad de todas las operaciones.

Y ustedes, ¿qué le pedirían a los talleres?

Martín: Que esa relación estrecha que nosotros mantenemos con ellos, la fomenten del mismo modo con el usuario. Al final son ellos quienes tienen la relación con ese cliente, digamos que de algún modo el mercado depende en buena parte de su labor en ese sentido.

Bravo: Yo les pediría que vieran en Ancera y en los distribuidores su aliado y su partner para el desarrollo de su negocio. Que trabajen de la mano del recambista, que confíen en nosotros. Nosotros sin el taller y ellos sin el distribuidor seguramente no existiríamos de la misma manera. Si queremos defender nuestros negocios tenemos que trabajar cada día de manera más conjunta.

Aseguradoras y marcas

Hace un tiempo, Ancera inició conversaciones con algunas aseguradoras porque no estaban permitiendo a los distribuidores vender recambio libremente. ¿En qué punto están?

Bravo: Este fue uno de los grandes escollos durante los últimos meses. Había compañías de seguro que no estaban permitiendo al mercado independiente instalar piezas de las marcas que con libertad el taller pudiera elegir al proveedor que quisiera. Y en este sentido, dentro de las aseguradoras las hay más laxas y más duras en las negociaciones. Con Mutua Madrileña, por ejemplo, que fue una de las compañías con las que más problemas hubo, se ha hablado y ya está solucionado: el recambista puede ofrecer sus productos al taller; ahora bien, lo que suceda después cuando Mutua Madrileña llegue al taller no es una cuestión de la distribución. Al menos se ha conseguido que el reparador pueda elegir entre A, B o C. El otro caso en relación con las aseguradoras es el de Línea Directa. Y se está en conversaciones desde hace meses, pero esta compañía es de las que más duro lo ponen… Entendemos que poco a poco las aseguradoras van a ser cada vez más proclives a trabajar con el recambio IAM en carrocería porque además económicamente les favorece. Lo que es una faena es que no te den libertad ni para competir como recambista ni para decidir como taller: que te impongan el precio, el margen, los proveedores… Para las compañías nuestro sector representa un coste muy alto y ellos defienden sus cuentas de resultados, todo es entendible, pero hasta cierto punto.

Martín: También es cierto que la cuota de mercado de Mutua Madrileña, sobre todo en Madrid, era muy grande. Y siendo así podían tener un problema de Competencia, que a partir de un 30% de mercado lo mira todo con lupa. Por eso fueron más accesibles para negociar y para nosotros fue prioridad.

¿Qué otros grandes escollos se han encontrado?

Bravo: El otro gran problema que hemos tenido es que las marcas constructoras no permitían en algunos casos al mercado independiente acceder a sus piezas cautivas. Y lo que se ha hecho es trabajar con todas las marcas con las que había problemas.

Los había con Volkswagen, PSA y Mercedes…

Martín: Con Volkswagen el problema está prácticamente solucionado. Hay un acuerdo verbal para trabajar en un proyecto piloto pronto. Con PSA (Distrigo) entendemos que tampoco va a haber mayor problema. Con Mercedes va a ser más complicado, aunque al final nosotros nos basamos en una disposición legal y ellos pueden ponernos más o menos trabas, pero al final tendrán que vendernos. Al final se trata de que el usuario tenga la capacidad de decidir, que se juegue con unas reglas que permita la libre competencia y la libertad de comercio.

Bravo: En cualquier caso nosotros somos optimistas. Igual que hace un año todo esto estaba muy bloqueado, ahora se van abriendo puertas y tenemos conversaciones muy adelantadas en algunos casos.

¿Qué hay de la entrada de Oscaro como socio de Ancera?

Bravo: Nunca lo fue. El mundo digital existe, pero al final juegan con otras reglas. Es lo mismo que pasó con PRO Service (Volkswagen): ¿estamos hablando de que no nos venden piezas, pero quieren formar parte de nuestra asociación? No tiene mucho sentido.

Pincha aquí para leer la entrevista completa en nuestro ‘kiosko’.

2 Comentarios

  1. La cuestión de fondo está en que se hacen inspecciones pero siempre a los talleres legales, ya que los otros, como no constan, no existen para las autoridades a no ser que alguien denuncie.
    Si a ello añadimos que el ilegal cierra y se declara insolvente, a las administraciones podría interesarles más el vigilar a quien en caso de infracción tiene voluntad de continuar y dinero o propiedades para pagar. Pero eso sólo son elucubraciones mías que no tienen ningún sentido.

  2. Como se puede decir tan tranquilamente que no se puede prohibir venderle piezas a los ilegales? Le parece a usted bien que alguien abriera un recambio al lado de cada uno de los que ya existen y estos no pagarán impuestos y por consiguiente vendieran más barato y mes quitarán la mayor parte de las ventas?pues claro que no se debe vender a los ilegales,por el mismo motivo que no le venden medicamentos a nadie si no es por prescripción médica o farmacéutica,para que obligan a pasar una ITV si después las averías las repara el cuñado de alguien que solo es aficionado a la mecánica?dónde queda la seguridad de que esa pieza está bien montada y se ha reciclado la vieja?es una temeridad lo que dice este señor en este articulo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorAtreve llama a colaborar en la lucha contra los ilegales
Artículo siguienteNeumáticos Soledad estrena página web y actualiza su plataforma B2B

¡Suscríbete a nuestro newsletter!