“En 2030 se espera una reducción de hasta un 70% en la actividad de los talleres”

CETRAAutoLa incorporación de la telemática posibilitará que los vehículos envíen datos de manera continua acerca de su estado. Las marcas, como es evidente, quieren controlarlos, dejando fuera de juego a los operadores independientes. Las patronales europeas quieren evitarlo, pero la lucha aún sigue muy vigente en Bruselas.

Durante el pasado congreso de Cetraa en Valencia (CETRAauto 2017) Eli Ceballos y Xabier Iraragorri, de BAT (Cetraa en Vizcaya) hablaron de las consecuencias más inmediatas de la introducción de la telemática en los vehículos.

Las labores realizadas en los coches serán más preventivas que ‘correctivas’: al emitir los coches los datos acerca de su estado, los talleres tendrán la oportunidad incluso de predecir los problemas antes de que tengan lugar. Pero, ¿qué talleres? Según explicaron, las marcas potenciarán la venta de sus servicios de conectividad; y ya se sabe que ellos son los que tienen el primer contacto con el usuario en el momento de la compra.

El hecho de que las marcas tengan el contacto directo con los vehículos de menor edad tiene sus consecuencias. La rentabilidad de los talleres pasa en un 30% por los vehículos de 0 a 5 años; en un 52% por los de 5 a 12 y en un 18% por los más antiguos… Que los marquistas quieran mantener la hegemonía sobre los servicios de telemática de los vehículos más jóvenes podría tener un impacto tremendamente negativo sobre el sector independiente.

Si no tenemos acceso a los vehículos más nuevos, tenemos un problema”, señalaba Iraragorri. Por eso de hecho se está peleando en Bruselas, pero el resultado aún no está nada claro.

Los datos que expusieron no son de hecho nada halagüeños: “En 2030 se espera que en Europa se reduzca entre un 50% y un 70% la actividad de los talleres”, dijeron. Algo que repercutirá en los puestos de trabajo, que también está previsto que caigan: “En un 50% los mecánicos y en un 20% los electrónicos”. En cambio se producirá un sensible incremento del personal de administración (alguien tiene que gestionar todos los datos generados…).

Y es que según explicaron los miembros de la patronal vizcaína, está previsto que una vez la conectividad entre de lleno, los talleres independientes no accederán a esos vehículos hasta pasados cinco años: “La posventa puede estar en peligro si no somos capaces de adaptarnos”, dijeron, en una intervención que sirvió para que los talleres vieran de algún modo que un cambio radical del modelo de negocio se avecina…