¿Es el coche eléctrico la solución milagrosa que tantos creen?

El periodista del motor Juan Francisco Calero, en el programa televisivo OnMotor, analiza ‘la cara oculta’ del vehículo eléctrico, empezando por las desventajas y los problemas que tiene hoy en día la infraestructura de recarga eléctrica…

texa patrocinado

Actualmente, se considera al vehículo eléctrico como parte vital del futuro de la movilidad, aceptando esta premisa tanto instituciones públicas y medios de comunicación como la propia industria y los consumidores. Sin embargo, OnMotor, a través del periodista Juan Francisco Calero –director en DMAX de dicho programa-, muestra mediante un vídeo ‘la cara oculta’ del eléctrico, que conviene tener en cuenta: la infraestructura todavía deja mucho que desear…

En este vídeo, el periodista Juan Francisco Calero hace referencia a la infraestructura necesaria para que todos podamos disfrutar de esta tecnología. En su opinión, un boom inminente de este tipo de vehículos podría causar problemas de infraestructura ya que, hoy en día, los edificios de viviendas no están preparados para asumir que la mitad de sus residentes carguen sus coches durante toda la noche. Las consecuencias de esta ‘sobrecarga’ serían un posible incremento de la demanda de energía, lo que a su vez resultaría en la necesidad de instalar un transformador más grande y reforzar la instalación para asimilar ese aumento.

Asimismo, Calero habla del coeficiente de simultaneidad, el cual impide que todos podamos consumir a la máxima potencia a la vez, es decir, que en el caso de que todos cargáramos nuestro vehículo a la misma hora -por la noche probablemente- la potencia disminuiría, alargando el tiempo de carga. Además, se añade el hecho de que actualmente, por ley, las nuevas construcciones están obligadas a electrificar sólo el 10% de las plazas de aparcamiento.

Dentro de las desventajas que puede traer la electrificación ‘masiva’ del parque automovilístico, también hay que tener en cuenta, según informa Calero en su vídeo, las dificultades en adaptar las actuales estaciones de servicio a puntos de recarga de baterías, y en instalar cargadores en las calles de las ciudades, que actualmente están saturadas de vehículos aparcados. La conclusión que sacan desde OnMotor es que hoy en día no se puede asumir que haya un coche eléctrico en cada casa y que no será asumible durante un tiempo.

Con respecto al vehículo eléctrico y su impacto en el medio ambiente, Calero explica como el identificar al eléctrico como ecológico es una postura “simplista” teniendo en cuenta el origen de la energía necesaria para cargas las baterías del coche -una central térmica contamina demasiado para decir que su energía es limpia-. Además, afirma, hoy en día la industria del automóvil ha conseguido disminuir el nivel de emisiones de los vehículos de combustión interna desde que se implantaran hace 25 años las normas Euro. Por lo tanto, la premisa que se propone es la de vender coches más eficientes mientras España se prepara para la expansión progresiva del automóvil eléctrico.