¿Es posible hacer señales de tráfico con neumáticos usados?

La respuesta es sí. TNU, mediante su campaña divulgativa ‘¿Sabías qué…? sobre los neumáticos usados’, explica que estas señales ‘refabricadas’ son una solución más ecológica, económica y segura que las convencionales.

En la investigación de usos alternativos de neumáticos fuera de uso, las señales de tráfico fabricadas a partir de neumáticos reciclados por la empresa española Gomavial, dedicada a la fabricación de productos creados a partir del reciclado de neumáticos, representan una reinvención de la señalética, según informa TNU (Tratamiento de Neumáticos Usados).

De este modo, aseguran, dichas señales suponen una propuesta adaptada a los nuevos conceptos de movilidad urbana, ya que comparativamente con las convencionales son una solución más ecológica, económica y segura.

  • Más ecológica ya que ejercen un menor impacto medioambiental que el aluminio y el acero, recicla los neumáticos que quedan fuera de uso y reduce las emisiones de CO2.
  • Más económica debido a su bajo coste de fabricación, no necesitan prácticamente mantenimiento, su instalación es más sencilla y son resistentes a las inclemencias meteorológicas, como el sol, el viento, la lluvia y la nieve.
  • Más seguras ya que están construidas con materiales elásticos y ligeros, sin cantos ni perfiles cortantes que reducen las lesiones en caso de accidentes. Además, su placa está compuesta en un 55,4% de material recuperado del neumático, siendo una vez termine su vida útil, 100% reciclable y su colocación es 100% compatible con el poste ya existente.

Así, TNU sigue con su campaña de información y concienciación sobre el reciclaje y tratamiento de los neumáticos usados. Bajo el título ‘¿Sabías qué…?’ pone en conocimiento del gran público todo aquello que hay detrás del proceso de reciclado de los neumáticos fuera de uso, y cómo se transforman en las diversas aplicaciones que tienen en nuestra vida diaria, como por ejemplo, césped artificial, pistas de atletismo, losetas, carreteras más seguras con base de goma, etc. o lo más ecológico, reciclarlos en nuevos neumáticos. Además, también hace hincapié en las ventajas medioambientales que representa darles una segunda vida, tanto en ahorro de emisiones de CO2 a la atmósfera como consumo de petróleo.