Falsean varios partes de siniestros para recibir indemnizaciones

Veinte personas han sido imputadas por delitos de estafa continuada, simulación de delito y usurpación de estado civil, además de por delito por la supuesta manipulación de los cuentakilómetros de algunos vehículos.

Varias aseguradoras -en concreto Allianz, Caser SA, Línea Directa, Mapfre Familiar S.A., Reale, Mutua Madrileña y Génesis- han denunciado la proliferación de falsos partes de siniestros de vehículos para percibir indemnizaciones. Así, el Juzgado de Instrucción Número 3 ha dictado un auto de procesamiento para 20 personas al darse indicios de los delitos de estafa continuada, simulación de delito y usurpación de estado civil. Pero no sólo, la autoridad judicial ha encontrado también indicios de delito en uno de los procesados por la supuesta manipulación de los cuentakilómetros de algunos vehículos.

Tal y como se detalla en el auto de procesamiento al que ha tenido acceso el digital Diario Palentino, la instructora mantiene que uno de los acusados, R.F.S., poseía o posee una empresa dedicada al comercio al por mayor de vehículos automóviles, camiones, autocares, remolques y motocicletas, que está domiciliada en el polígono industrial de la capital. Según el documento, muchos de los vehículos que habían sido propiedad de dicha empresa habían pasado a ser de familiares y amigos, estando involucrados en “numerosos” siniestros en los que siempre se había firmado por los interesados declaraciones amistosas y en las que aparecían daños en el vehículo perjudicado.

Al no investigarse la causa del siniestro, las compañías aseguradoras tasaban los daños de los vehículos damnificados y, tras ser reparados en talleres de su confianza, conseguían una “mejora visual” del vehículo y, por tanto, aumentaban su valor.

El modus operandi de los estafadores, según describe el juez en el auto de procesamiento, consistía en “registrar una incidencia de lunas para posteriormente notificar un siniestro de mayor cuantía, rechazándose por los interesados la oferta económica por el valor de los restos para quedarse con el vehículo”. Más tarde, supuestamente cambiaban de compañía aseguradora por pólizas suscritas, incluso por Internet, y después denunciaban la sustracción del vehículo.

Asimismo, aparentemente R.F.S. también manipulaba los cuentakilómetros “rebajando considerablemente el número de kilómetros del vehículo, lo que redundaba en un incremento de su valor, así como manipulaba las tarjetas de la inspección técnica”. Además, vendía vehículos a otras personas, “haciéndose cargo de todos los trámites del vehículo involucrándolo ficticiamente en otros siniestros”.

Según el auto judicial, el mencionado individuo está siendo procesado por los supuestos delitos continuados de estafa, simulación de delito y usurpación de estado civil, mientras que el resto lo están por la supuesta simulación de delito.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorLa red de talleres CGA tiene nuevo sitio web
Artículo siguienteProhibida cualquier reparación en vía pública que no sea de «auxilio»

¡Suscríbete a nuestro newsletter!