Francia y Japón, ¿unidas por el coche de hidrógeno?

Ambos países están acercando posturas con el objetivo de reforzar la cooperación en áreas como la conducción autónoma, los coches de hidrógeno, las baterías y los coches eléctricos.

Las alianzas están a la orden del día. Y sobre todo si se trata de la esfera de automoción. Bajo el marco de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, Japón y Francia han decidido acercar posturas con el fin de reforzar la cooperación en áreas como la conducción autónoma, los coches de hidrógeno, las baterías y los coches eléctricos.

Según recoge el medio digital MotorPasión, compartir información y estrechar lazos en política industrial serán los ejes de una estrategia que podría reparar la maltrecha relación entre Nissan y Renault.

Los planes se basan en diversos pilares fundamentales en el actual contexto de la industria de la automoción, según el memorando de cooperación publicado por el Ministerio de Comercio de Japón al que ha tenido acceso el medio digital.

La conducción autónoma. Este pilar habla de la identificación de posiciones comunes en materia de estándares de seguridad y explorar la posibilidad de compartir pistas de prueba para estos vehículos. A su vez, habla de trabajar para aumentar la aceptación por parte de la sociedad de esta clase de vehículos.

Baterías para coches eléctricos. Implica formas de reciclar las baterías, impulsar las materias primas respetuosas con el medio ambiente así como alternativas.

Infraestructura de carga. Compartir estrategias innovadoras para cargar coches eléctricos, como la inalámbrica, la bidireccional o V2G (‘vehicle-to-grid’, vehículo a la red).

Uso del hidrógeno. Este pilar hace alusión a impulsar la penetración de los automóviles propulsados por hidrógeno como alternativa real a una descarbonización de la industria.

Asimismo, el pasado mes de junio Nissan y Renault firmaron un acuerdo con Waymo -empresa desarrolladora de vehículos autónomos- con el objetivo de ser los primeros en desarrollar servicios de movilidad autónoma en Francia y Japón, tal y como se hace eco MotorPasión.

Por su parte, tanto el ministro de Comercio japonés, Hiroshige Seko, como el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, están de acuerdo en la necesidad de apoyar la alianza entre las marcas francesa y japonesa, ya que el fin de las tensiones entre ambas compañías puede ser clave para que el potencial acuerdo con Fiat Chrysler Automobiles prospere.