La cremallera de dirección tiene fugas, ¿qué provoca esta anomalía?

MOOG, marca perteneciente a DRiV, habla sobre las posibles causas que pueden provocar que una cremallera de dirección tenga fugas.

La mayoría de los coches que circulan hoy por la carretera usan un sistema de dirección con cremallera con dirección asistida. La dirección asistida facilita la dirección, pero añade complejidad al sistema compacto de cremallera, lo que puede hacer que su reparación sea más difícil.

Añadir dirección asistida a una cremallera de dirección cambia ligeramente el diseño. Se coloca un cilindro con un pistón en la cremallera, y se añade líquido a ambos lados del pistón. Añadir presión al líquido en uno de los lados del pistón obliga al pistón a que se mueva, girando la cremallera y asistiendo con la dirección.

¿Qué provoca que una cremallera de dirección con dirección asistida tenga fugas?

Con el tiempo, los componentes de un sistema de dirección con cremallera pueden empezar a desgastarse, ya que se usan frecuentemente en la conducción. Esto puede tener como resultado que las conexiones se aflojen.

Si bien el sistema de dirección asistida puede empezar a tener fugas en los puntos de conexión o a través de grietas en los latiguillos y conductos de caucho flexible, es más probable que empiece a tener fugas en una de las juntas de la cremallera de dirección. Las condiciones medioambientales y los estilos de conducción pueden provocar que las juntas se sequen, encojan, agrieten o salgan de su asiento.

Hay tres factores principales que pueden provocar fugas:

-Los latiguillos y los conductos son de un caucho flexible que se puede agrietar.

-Las conexiones se pueden aflojar.

-Las juntas entre el árbol de dirección y la cremallera de dirección, o alrededor de las conexiones de las rótulas de dirección, pueden encoger, agrietarse, secarse o salirse de su asiento.

Es importante señalar que la fuga procede del sistema de dirección asistida, no de la cremallera de dirección. Eso se debe a que la cremallera de dirección está lubricada con grasa.

¿Cómo saber si una cremallera de dirección con dirección asistida tiene fugas?

Normalmente, el líquido de dirección que se pierde tiene un olor a aceite quemado, y por lo general es de color rojo o rosado. En caso de fugas, se puede apreciar un pequeño charco en el suelo debajo de la parte trasera del motor.

Desde MOOG hacen hincapié en la importancia de comprobar la cremallera de dirección en busca de fugas, con un gato, soportes de gato o una rampa ya que, aunque un sistema con fugas no causará directamente una colisión, puede suponer un riesgo para la seguridad en carretera.

Adicionalmente, un sistema de dirección asistida con fugas puede tener rápidamente graves consecuencias. Por ejemplo, provocar que se sobrecaliente la cremallera o la caja de dirección.

Opciones de reparación de una cremallera de dirección con dirección asistida

La mayoría de las fugas se resuelven reemplazando la cremallera de dirección por completo para tener la seguridad de que el sistema funciona correctamente.

Una alternativa es un producto “antifugas en la dirección asistida”. Aunque podrían parecer una buena solución, son sólo un arreglo temporal y permanecerán en el sistema de dirección asistida hasta el siguiente ajuste de la dirección asistida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorUna diferencia de 120 euros por un mismo servicio según el taller…
Artículo siguiente¿Cómo identificar los daños en la transmisión?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!