El impacto del coronavirus (presente y futuro) en el sector del neumático

Representantes del sector del neumático se han reunido, bajo el webinar ‘Impacto del COVID-19 en el sector del neumático’, organizado por Adine, asociación nacional de distribuidores e importadores de neumáticos, para tratar el impacto del coronavirus en este sector y analizar el presente y futuro del mismo. Han arrojado luz al final del túnel, pese a la tormenta que queda por venir…

Bajo el escenario del webinar organizado por Adine ‘Impacto del COVID-19 en el sector del neumático’, actores relevantes de este sector -fabricantes, distribuidores, talleres y redes de talleres- han debatido y han tratado de responder a diversas cuestiones e inquietudes sobre el efecto que está produciendo la pandemia del coronavirus y cómo se vislumbra el futuro a corto, medio e incluso largo plazo.

¿Qué impacto ha tenido el coronavirus en las empresas?

Se cumplen dos meses desde que se decretara el estado de alarma el pasado 14 de marzo. Situación extraordinaria que ha hecho mella en todos los sectores de la sociedad. Y el del neumático no iba a ser menos. “El sector del neumático también se ha visto golpeado por la pandemia del coronavirus”, así abría el coloquio online Óscar Bas, secretario ejecutivo de Adine y moderador del encuentro.

Desde el punto de vista de los talleres de neumáticos explicaban que “han sido momentos muy duros, ya que ha habido dos semanas que han sido especialmente difíciles, dada la falta de información e incertidumbre”, afirmaba Andrés Zamora, CEO de Andrés Zamora e Hijos -empresa de más de 40 años en el sector del neumático, dedicada especialmente a la gestión de flotas y vehículos-. Siendo uno de los ‘afortunados’ (depende del cristal con qué se mire) que se ha mantenido abierto durante todo el estado de alarma, Zamora comentaba que al principio de todo “no sabíamos muy bien cómo enfrentarnos a esta situación tan desconocida por todos”, haciendo alusión a que seguían las directrices de Sanidad en materia de higiene y prevención, y por supuesto, el sentido común, tanto para garantizar la seguridad de sus trabajadores como la de la gente que acudía al establecimiento.

Sin embargo, ha habido otros como la red de talleres Norauto España -cuyos talleres llevan abiertos desde el pasado lunes 11 de mayo- que optaron cuando se decretó el estado de alarma por cerrar sus puertas, haciendo hincapié en los cuatro criterios en los que se han basado durante este tiempo: “La salud de nuestros colaboradores, la salud económica de la propia empresa (viabilidad de cara al futuro), el compromiso social -duplicando su servicio de cambio de baterías a domicilio y ofreciéndolo de forma gratuita a todo el personal sanitario y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado- y, por último, la preparación para lo que viene”, señalaba Francisco Arjona, Market Manager de Neumáticos y Llantas para Norauto España.

Situación complicada también es a la que se están enfrentando las empresas de distribución de neumáticos, como Grupo Andrés, que ha tenido que aplicar un ERTE parcial “para mantener a la empresa viva”, según explicaba Eduardo Salazar, director general de la compañía distribuidora y miembro de la Junta Directiva de Adine como vicepresidente. Pero no sólo. La empresa de distribución de neumáticos ha tenido que hacer cambios tanto administrativos y logísticos como de protocolos para poder sobrevivir, enfocándose principalmente en los logísticos “para no dejar de suministrar a los talleres, considerados servicios esenciales desde el principio”. “En la primera semana nos encontramos con una caída del negocio brutal (del 80%) en todos los escalones de la cadena (fabricantes, distribuidores, talleres)”, lamentaba Salazar.

Como al resto de sus compañeros, los fabricantes de neumáticos también están sufriendo en carne viva las consecuencias de esta pandemia, como expresaba Marcos Fernández, director general del sur de Europa para Cooper Tire: “Nos está afectando como a cualquier empresa. Desde el día 16 de marzo ya empezó a haber fabricantes que pararon sus producciones tanto parcial como totalmente”.

¿Cómo se han adaptado a esta nueva situación?

Desde Norauto España, como mencionaba Paco Arjona, se han querido centrar en la preparación para lo que viene, poniendo todo su empeño, especialmente en establecer “los protocolos necesarios para la vuelta”: “Por eso, hemos creado unos protocolos donde cada uno de nuestros colaboradores se han formado con las EPIs correspondientes para asegurar tanto su salud como la de nuestros clientes”.

Por su parte, Grupo Andrés está focalizando todos sus esfuerzos en ayudar al taller de cara a salir de esta situación tan extraordinaria que les ha tocado vivir: “En esta última etapa, estamos preparando elementos nuevos para los talleres, ya que muchos de ellos no tienen un apoyo y creo que tiene que ser la distribución la que cree elementos para ellos, dándoles información, creando formatos, carteles… Estamos intentando ayudarles a ser talleres limpios de Covid-19, por ejemplo”. Asimismo, Salazar hacía hincapié en el papel que juega la distribución en la cadena: “Intentamos ser el eslabón fundamental entre el taller y el fabricante para que cuando esto acabe se puede volver con la máxima seguridad y que la distribución sea fuerte como era antes”.

Con respecto a la situación a corto plazo, Fernández (Cooper Tire) no se muestra muy optimista: “Estamos todos bajo una incertidumbre que cuesta ver la luz al final del túnel. Hay un gran condicionante para el futuro próximo: ¿puede cambiar la situación si aumentan los contagios? Claro que puede cambiar”. “Por eso”, continúa, “ante la incertidumbre que tenemos, no estamos en condiciones de predecir la demanda, por lo que ahora estamos en un proceso de reajustar toda la cadena de distribución y tenemos que ser más flexibles para adaptarnos a responder a una demanda”.

Aunque el sol siempre acaba saliendo…: “Los fabricantes ya estamos activos y empezamos a ver esos brotes verdes, esa actividad que nos está aportando más, una motivación a nivel personal, pero en términos de resultados está muy lejos de poder decir que estamos en una posición estable”.

¿Cómo será el comportamiento del consumidor en la era post COVID-19?

“Va a haber cambios en los hábitos de consumo del cliente”, afirmaba rotundamente Paco Arjona (Norauto). Y es que cree que con esta situación de confinamiento no sólo se ha aumentado la venta online de neumáticos, sino todo el uso de Internet y las nuevas tecnologías en general, ya que considera que el ‘nuevo cliente’ tenderá hacia la venta online y a distancia (por teléfono, importancia de los call centers). En la misma línea se expresaba Marcos Fernández (Cooper Tire): “El uso del entorno digital seguirá y aumentará. El teletrabajo ha venido para quedarse”.

Por su parte, según Eduardo Salazar (Grupo Andrés), los distribuidores en particular y el resto de las empresas en general deben informar más al cliente a través de clases magistrales, webinars… “Debemos darles seguridad y asesoramiento a los talleres”, afirmaba.

¿Previsiones con respecto al futuro?

Aunque todos coinciden en que el futuro es incierto y que, como decía Marcos Fernández (Cooper Tire), “ahora mismo no se puede predecir nada”, “el sector del neumático es un sector fuerte que debe adaptarse a la demanda”.

“Creemos que va a haber un rebote positivo, especialmente en los meses de junio y julio. Factores como el envejecimiento del parque automovilístico y la existencia de vehículos que tienen que pasar la ITV van a ayudar al repunte”, explicaba el director general del sur de Europa para el fabricante de neumáticos. Opinión a la que se sumaba Paco Arjona (Norauto España), afirmando que “la actividad del taller irá recobrándose poco a poco”, a través del “menor uso del carsharing, la preferencia del vehículo privado en detrimento del transporte público y la gran cantidad de coches que están pendientes de pasar la ITV”. Por todos estos factores, “el coche va a ser muy protagonista”, aseguraba Andrés Zamora (Andrés Zamora e Hijos), para la recuperación progresiva del sector del neumático.

En definitiva, a ojos de los cuatro representantes del sector del neumático, lo que hay que hacer para recuperarse y activar el sector en esta crisis económica que se les viene encima es “saber adaptarse a los tiempos que corren, ser flexibles”, como reconocía Fernández, y “apostar por la solidez de empresa y la unión”, tal y como señalaba Zamora. Asimismo, el otro protagonista, junto al coche, tiene que ser el cliente: “Hay que saber adaptarse a los cambios en los hábitos de consumo del cliente. Adaptarse a él”, hacía énfasis Arjona, así como “mi objetivo debe ser el objetivo de mi cliente”, recalcaba, por su parte, Marcos Fernández.

Hay oportunidades. Hay presente y futuro. Hay que tener seguridad para volver y para rodar”, frase que concluye que, a pesar de que esta crisis a causa de la pandemia del coronavirus viene fuerte y va a hacer y está haciendo mella en el sector, existe esperanza y optimismo de que se puede resurgir de las cenizas como un ave fénix…