Por qué son importantes los latiguillos de freno y cómo saber si funcionan bien

Desde Road House analizan la importancia del buen estado de los latiguillos de freno y cómo comprobar que están funcionando correctamente.

Los latiguillos de freno son una pieza clave en el sistema de frenado, soportan el sistema hidráulico y deben comprobarse con regularidad, cualquier fallo provoca una pérdida de líquido de freno.

Los latiguillos del sistema de frenado son otra parte imprescindible para la seguridad de los vehículos, su buen mantenimiento o sustitución cuando sea necesario siempre habrá que tenerlo en cuenta. Por eso, el especialista en sistemas de frenado Road House, a través de su blog Road House km0, quiere recordar la importancia de la función de este componente.

¿Qué son los latiguillos y tuberías de los frenos?

Las tuberías y los latiguillos son los encargados de conducir el líquido de frenos, soportando la presión interna del líquido, además deben de resistir la agresión medioambiental y otros agentes agresivos del entorno.

La principal característica de los latiguillos de freno debe ser el presentar una baja tasa de dilatación volumétrica para proporcionar una mejor sensibilidad en la respuesta al pedal y, en consecuencia, menor distancia de frenado.

Los latiguillos de freno, por tanto, son la última parte del sistema hidráulico. Están conectados a la pinza de freno y proporcionan la presión del líquido de freno, por ello, los latiguillos de frenos son flexibles debido a su ubicación. De esta manera, cerca de la rueda un tubo de acero rígido se adapta a los diversos movimientos de la transmisión.

Los latiguillos de freno están fabricados en capas, de las que el revestimiento ha de ser resistente al aceite mineral, y el externo a partículas duras y daños producidos por piedras, agua, sal y demás contaminantes que puedan encontrarse en la carretera.

Por su parte, las tuberías de freno normalmente son tubos de acero que muchas veces están recubiertas con polímero para resistir la corrosión. Cada extremo de la tubería está carenado de forma individual o doble para que coincida con el componente en el que se coloca, además tiene montada una tuerca de tuberías macho o hembra según sea necesario.

¿Para qué sirven los latiguillos de freno?

El latiguillo de freno es un elemento clave para la seguridad en todos los vehículos. Su funcionamiento está sometido a una presión extrema cada vez que se accionan los frenos. Los latiguillos deben comprobarse con regularidad, puesto que cualquier fallo provocaría una pérdida de líquido de frenos, por consiguiente, una pérdida de presión, que puede dar lugar a un fallo de los frenos con consecuencias graves y no deseables.

¿Cómo se sabe si funcionan correctamente?

La única manera de comprobar si los latiguillos de freno funcionan adecuadamente bien es por medio de una inspección visual. Si se aprecian grietas o fugas en ellos, puede ser indicio de que todo el sistema del freno está dañado, puesto que la mayoría de las piezas de los frenos se desgastan al mismo ritmo.

Desde RH recomiendan un cambio de los latiguillos de freno cada cinco años o 50.000 km para asegurarse de no poner en riesgo la seguridad en ningún momento.

También sería conveniente, al cambiar los discos de freno, sustituir también las pastillas de freno y los latiguillos, y hacerlo por eje, para asegurar una frenada equilibrada que garantice la estabilidad del vehículo.

¿Cuándo realizar la inspección visual?

Al conducir por caminos de piedra o arena, el chasis -la pieza del vehículo más cercana a la carretera (sin contar los neumáticos)- puede haber chocado contra rocas o pequeñas piedras, chinas o gravilla. En el chasis están los tubos y latiguillos de freno, por lo que habría que comprobar su estado y, si han sufrido algún daño, cambiarlos lo antes posible.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior¿Cómo solucionar la salida del hilo de refuerzo en una correa Poly-V?
Artículo siguienteAtreve llama a colaborar en la lucha contra los ilegales

¡Suscríbete a nuestro newsletter!