La carrocería luminosa, un nuevo reto para los talleres

Se ha desarrollado un concept car con una carrocería tratada como un espejo de doble cara que, aseguran, proporciona un efecto de transparencia.

La nueva movilidad está creando oportunidades para que las empresas del sector de la automoción redefinan el paradigma del vehículo. Bajo este marco, Renault ha desarrollado un automóvil completamente robotizado con un nivel de conducción autónoma nivel 4.

La marca ha querido aprovechar el Salón del Automóvil de París 2018, que se celebra del 4 al 14 de octubre, para presentar el nuevo Renault EZ-Ultimo, caracterizado especialmente por, afirman, tener una carrocería tratada como un espejo de doble cara, que da un efecto de ligera transparencia. Además, la firma francesa añade que “filtra las miradas hacia el interior del vehículo para preservar la intimidad de sus ocupantes”.

Novedades de este concept car

Entre las características principales que posee el nuevo Renault EZ-Ultimo, destacan que su carrocería bitono permite, afirman, que la parte inferior luzca un color negro profundo y, a medida que el automóvil se va acercando, se aprecien toques de color verde intenso con efecto de lentejuelas lo que, según la marca, le da “un aspecto vivo”.

Por un lado, la compañía resalta el color champán de la estructura que recorre la parte alta del habitáculo porque proporciona “un acabado cálido y rico”, por no mencionar el marcado luminoso que se hace en el suelo, junto a la puerta del coche, que da la bienvenida a los pasajeros.

Por otro lado, según explica la marca francesa, el parabrisas y, especialmente, el techo solar, aunque tintados con el propósito de preservar la intimidad de los ocupantes, contribuyen a que la luz cenital entre en el interior y proporcione más claridad a bordo.

A todo ello se suma que las facetas de carrocería se sostienen sobre una estructura cerámica blanca tallada y que, como si de un juego de espejos se tratara, éstas muestran propiedades reflectantes en el interior, al no haberse utilizado un barniz satinado en el exterior. Por lo tanto, asegura la firma, dependiendo del grado de luminosidad, este acristalamiento evoluciona hacia una mayor transparencia con respecto al exterior.

Finalmente, la iluminación trasera se completa con una banda de filamentos luminosos que se entrecruzan formando rombos, dando así continuidad a la superficie de facetas de la carrocería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorAxalta lanza una página web para los amantes de las carreras
Artículo siguientePaga 298 euros en el taller y la aseguradora le reembolsa 70…

¡Suscríbete a nuestro newsletter!