[CARTAS AL DIRECTOR]: “Está en riesgo un oficio”

Francisco José Rodríguez, gerente de Talleres Manuel Rodríguez, un taller dedicado a la mecánica y la carrocería ubicado en Carmona (Sevilla), envía una carta a la redacción de La Comunidad del Taller explicando cuál es hoy por hoy una de las mayores dificultades a las que se enfrenta el sector de la reparación de vehículos. Habla de la falta de mano de obra, de la dificultad para encontrar profesionales, y de lo importante que será de ahora en adelante promover la entrada de una nueva generación de mecánicos, pintores, chapistas... Así lo explica en su carta.

Pensando un poco en el futuro que nos espera a los que como yo nos dedicamos a la reparación de vehículos, tanto de mecánica como de carrocería, me llama mucho la atención  el hincapié que desde todos los sectores se está haciendo para poner encima de la mesa el tema de los vehículos eléctricos, híbridos, de gas, biodiésel, hidrógeno, etc..

Es en este punto donde me planteo que todo esto es el futuro que a corto, según algunos; a medio, según otros; o a largo, según la mayoría del sector al que me dedico. Son los temas de conversación en cualquier debate de fin de semana o las dudas que se tratan, se comentan y se analizan por cualquier usuario que esté pensando en comprar un coche nuevo.

Pero nadie se ha puesto a pensar en quién va a reparar esos nuevos vehículos. Y ya no sólo estos, sino todo los millones que tenemos en la actualidad. Porque es cierto que los tiempos cambian, los coches se mejorarán, la tecnología se va superando día a día, los materiales cada vez son más ligeros y menos contaminantes… Sí, pero también es cierto que a pesar de los medios que cada vez más se incluyen en nuestros coches, seguirán existiendo reparaciones y siniestros.

Es por eso que desde aquí quiero lanzar un SOS a todo tipo de administraciones públicas y privadas. Está muy bien que se gasten grandes cantidades en innovación, desarrollo, o como se llama desde los últimos años, el I+D+I,  pero nadie se ha puesto a pensar que actualmente carecemos de personal cualificado en el sector de la reparación de vehículos. Existe una gran demanda de profesionales… y con gran demanda me he quedado muy muy corto.

Siempre he escuchado que se ha perdido una generación. Y aunque yo particularmente no estoy del todo de acuerdo, sí es verdad que a las últimas generaciones ni les motiva este oficio, ni se les dan medios para aprender una profesión tan bonita y gratificante como es la de la reparación de mecánica o de chapa y pintura.

Profesión que antes se transmitía de padres a hijos (como fue mi caso) o de maestros a aprendices. Hoy esa transferencia de conocimiento se está perdiendo. Y es verdad que existen centros de aprendizaje de mecánico o electromecánico, institutos de enseñanza de chapa y pintura, pero la demanda es enorme, y muy difícil de abastecer la industria actual.

Vengo de una familia de tres hermanos varones. Mi padre nos obligaba a estudiar como cualquier padre, no quería que nos dedicáramos a este ‘rabiaero’, como él lo llamaba, pero a su vez también nos decía a los tres que la de mecánico o chapista son profesionales preciosas. Todo el mundo no podría ser médico o maestro, también tendríamos que haber en el mundo carpinteros, electricistas, albañiles, etc. Qué razón tenía…

Hay que ser conscientes de que la demanda actual es brutal y esta profesión no se aprende de la noche a la mañana. Nos falta mucha mano de obra y ya no digo que toda tenga que ser profesional o cualificada, pues, igual que antaño, se seguirá transmitiendo de padres a hijos y de maestros a aprendices, de lo contrario en uno pocos  años, y estos sí serán pocos, no habrá nadie para reparar un diésel, gasolina, eléctrico, híbrido, gas o como lo queramos llamar. Saber qué tecnología va a ser la que predomine es importante, pero no perdamos de vista otros aspectos que son igual de importantes. Si no, no habremos perdido una generación, sino un oficio tan bonito como es el mío y de muchos de ustedes. Está en riesgo un oficio. No dejemos que se pierda”.

Francisco José Rodríguez Jiménez
Talleres Manuel Rodríguez, en Carmona (Sevilla)

3 Comentarios

  1. El primer gran cambio. Obligar las compañías de seguro o oficinas de peritos a contratar gente profesional del ramo. Con mínimo 10 años de experiencia en taller. Con sus debido títulos esta claro. Es mas fácil formar un profesional con los varios programas de valoración.
    Claro este sabe de lo que habla. Y eso creo que no les interesa mucho.
    En cuanto al precio de la hora. Cada uno como la valore. El respeto de los tiempos son muy importantes para el profesional.
    Calidad de su puesto de trabajo.
    Eso quizás desmotiva mucha juventud a ejercer esta estupenda profesión.
    Señores el departamento de chapa, no se improvisa. Es un arte.
    Industrializar el arte. Así esta el parque automóvil.
    Botes de cemento con ruedas. En muchos casos….

  2. así como intervino el gobierna para hacer que se registren las entradas y salidas de los trabajadores (talleres) que intervengan para poner un precio oficial de la hora de mano de obra y si las aseguradoras no se los pagan , denuncia al canto, no que sea una opción sino una obligación para las aseguradoras, verían como las cosas cambian…precio mínimo en España por hora de planchista y/o mecánico 45 euros. y a ver quien no gana dinero y da 6 meses de seguro gratis, y coche de sustitución y hasta una señorita de compañía si la piden…

  3. Tienes toda la razón, pero yo rascaría un poco más. De donde viene esta demanda de profesionales del sector habiendo el alto paro. Pues miles de oficiales han tenido que abandonar su puesto de trabajo y dedicarse a trabajar en algo que les compense más.
    Es penoso ver sueldos de 1100€ en el caso de un oficial de pintura, y lo peor que es a lo que aspiran los futuros pintores de la formación profesional.
    Y lo más penoso de todo es que la inmensa mayoría de talleres no pueden pagar más, por que a su vez les malpagan los trabajos las compañías de seguros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorComienza el camino a ReMaTec
Artículo siguienteReMaTec estrena logo con motivo de su décima edición

¡Suscríbete a nuestro newsletter!