El sector del taller factura la mitad de su negocio a las aseguradoras

El año pasado, los talleres facturaron cerca de 3.400 millones de euros gracias a las compañías de seguros.

En 2018, según el Gremi Provincial de Tallers de Reparació de Barcelona, los talleres españoles facturaron en total 7.000 millones de euros. Del total, tal y como informa la patronal catalana, casi la mitad fue abonada por las compañías aseguradoras: cerca de 3.400 millones. Así, en talleres que se dedican al negocio de chapa y pintura, el Gremi estima que la facturación que depende de las compañías de seguros es mucho mayor y puede llegar al 80%.

Asimismo, según la visión de la patronal, la presión de las aseguradoras hace que sólo sean viables los negocios más pequeños donde trabajan varios profesionales autónomos ya que “para un taller grande el coste del alquiler del local, del personal de administración y de la inversión en equipos técnicos puede suponer el 50% del precio/hora que se factura, mientras que en los más pequeños ese coste puede ser de sólo el 25%”, como se hace eco el medio digital La Vanguardia.

A su vez, Armand Higueras, asesor jurídico del Gremi, añade que “es lógico que un gran cliente pida descuentos por volumen”, refiriéndose a las compañías de seguros, “pero los precios a los que pagan la mano de obra son tan bajos que imponen la precarización y atomización del sector”. De este modo, según un estudio elaborado por Inese, los talleres cobran un precio medio de 35 euros/hora por las reparaciones de las aseguradoras, cuando en las reparaciones a los particulares cobran de media 44 euros/hora.

Por un lado, la presión sobre los talleres ha provocado que las aseguradoras mantengan estables los precios que pagan por las reparaciones en los últimos ocho años, además de absorber el aumento de los accidentes que se ha registrado desde 2013 sin aumentar el gasto en la misma medida, según los datos facilitados por Unespa, la patronal que defiende los intereses de las aseguradoras.