“La operativa de los seguros afecta a los trabajadores y sus familias”

Uno de nuestros lectores escribía una carta al director. Lo hacía para hablar de cómo, más allá de las propias empresas, las prácticas de las aseguradoras afectan a los trabajadores del taller y sus familias. Lo reproducimos íntegramente.

“La relación entre taller y perito no siempre es la deseada, cosa que me entristece, ya que pienso que esta relación debe estar basada en la colaboración y coordinación entre ambos, estableciendo un punto de partida básico que es el respeto por los métodos, ya que ambos pertenecemos al área técnica. Sin embargo,  el perito parte de un punto que no le deja dormir: el abaratamiento de la reparación.

Este abaratamiento es un elemento importante, y a tener en cuenta, debido al número de partes que se gestionan al año, pero no ha de ser el punto de partida en la conversación. Todas las empresas (grandes o pequeñas) trabajamos para obtener beneficios y entiendo que las aseguradoras también deben hacerlo.

El taller, como entidad, está sometido a una serie de gastos fijos y otros variables que nos dificultan en muchas ocasiones llegar a obtener rentabilidad en nuestros negocios. Sumándose una problemática más. Una problemática que ha llegado a repercutir en el personal, lo que dispara todas las alarmas.

En el comienzo de la crisis, las aseguradoras congelaron su tasa horaria, apoyados en la situación del mercado (a pesar de que fue el periodo en el que debido a diferentes motivos obtuvieron mayor rentabilidad) esta situación no iba acompañada del incremento paulatino de la vida en las personas: sube la luz, el agua, el combustible, los productos de primera necesidad, los alquileres..etc., lo que conlleva a un aumento del empobrecimiento de las personas, ya que el efecto de congelar la tasa horaria impide revisar el salario de los trabajadores al alza.

Es por tanto lícito que el trabajador pida un aumento de salario anual que acompañe a una calidad de vida suficiente para él y su familia fruto del desarrollo de su trabajo, sin embargo, la fórmula menos ingresos más gastos no se puede aplicar en ningún caso si queremos garantizar la supervivencia de la empresa.

Esta situación descrita, se repite a comienzos del 2018 por alguna aseguradora que presume a finales de año de sus beneficios obtenidos, beneficios que han pasado reiteradamente y año tras año por encima de la vida de los trabajadores. Estos trabajadores, cansados de que esta situación se repita un año tras otro, optan por cambiar de empresa o de sector, y este es un lujo que no nos podemos permitir.

Quiero, desde este medio que tanto respeto y admiración ha despertado en mí, denunciar esta situación impositiva que algunos coordinadores periciales de zona nos manifiestan amparados en que son las órdenes de arriba, quiero invitar a estas personas a reflexionar sobre esta situación impositiva y de desamparo al que nos someten, que no puede, en ningún caso, afianzar la relación entre ambos sectores.

Quiero que piensen que igual de injusta es la congelación de las pensiones o sus aumentos simbólicos como la situación que hace más de 10 años someten a los talleres y sus trabajadores.

Por último, quiero invitar a las asociaciones y agrupaciones de talleres, a que contemplen la problemática actual desde este punto de vista también, ya que la situación no afecta únicamente a la rentabilidad  de las empresas y su viabilidad, sino que afecta también a la vida de las personas”.

Firmado César Sanz.

3 Comentarios

  1. El problema viene porque el taller le tiene miedo a la compañia y permite que se quede con el dinero de su rentabilidad. El taller ademas no tiene ningún amparo, ni siquiera de su propio colectivo, que vamos como fieras entre nosotros mismos, en vez de ser un colectivo unido.
    Decid que NO a lo que os quieren imponer en vuestra casa lo que sabéis que esta mal y no corresponde, sin miedo.
    La compañía solo paga, lo dice la ley, no decide. Quien permite que decida la compañía es el cliente y después el taller

  2. Luis, con todo mis respetos, no viene de hay, pues las compañías presumen de los millones de euros de beneficios todos los años, o trimestres, y no es porque hagan mas pólizas, ya que si son mas baratas no ganaría mas, viene del gran ahorro que sacan en cada una de las peritaciones realizadas, mas de 12 años sin subir la mano de obra en talleres, los baremos de pinturas los realizan manualmente, las piezas no se sustituyen y las que lo hacen hay que ponerlas alternativas, también es verdad que una compañía es una empresa y como tal esta creada para ganar dinero, pero no a costa de mi espalda, ellos que ganen con las pólizas y a mi que me dejen que yo ganen con mi trabajo diario, y todos seriamos felices.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here