La patronal de concesionarios: “La situación es reversible”

Gerardo Pérez, presidente de Faconauto, patronal de concesionarios, reivindica la posición del canal oficial ante el impacto del covid.

En 2020, los concesionarios facturaron 35.895 millones de euros frente a los 44.207 del año anterior, una caída del 19% de su facturación, traduciéndose en una pérdida de 8.057 puestos de trabajo: un 5% del total, quedando activos 153.425 trabajadores. Además, su patronal, Faconauto, según el estudio V-CON, asegura que el 64% de los concesionarios prevé reducir sus plantillas en 2021 si no remonta el mercado. Pero para Gerardo Pérez, presidente de Faconauto “la situación es reversible”, tal y como ha compartido en una rueda de prensa preludio al XXX Congreso anual de la patronal.

Por áreas de negocio, la que más sufrió fue la de vehículo nuevo, con una caída en su facturación del 19,8%, seguida de la posventa (-18,8%), mientras que el negocio del vehículo usado cayó un 14,7%. Con estas cifras, la rentabilidad media de las redes oficiales de concesionarios fue del 1,2% sobre su facturación “un magnífico resultado que no esperábamos en marzo de 2020”, aunque el 49% de los concesionarios se habrían quedado el año pasado con una rentabilidad media inferior al 0,5%, “reflejando la dispersión que hay que corregir”.

“El primer semestre de este año será muy complicado, y nuestra viabilidad pasa por reactivar la demanda y el consumo. Está todo por hacer”, Gerardo Pérez, Faconauto.

“Los dos primeros meses de 2021 han sido catastróficos con una caídas en las ventas del 50% en enero y, en lo que llevamos de febrero, del 40%“, aseguraba Gerardo Pérez: “Sin embargo, si el Gobierno nos escucha y trabajamos conjuntamente podemos cerrar 2021, siendo optimistas, con unas ventas que superen el millón de unidades. Y siendo pesimistas, por debajo de las 900.000. “El primer semestre de este año será muy complicado, y nuestra viabilidad pasa por reactivar la demanda y el consumo. Está todo por hacer”. Para ello, el presidente de Faconauto da las claves para la recuperación:

Una vacunación rápida de la población que se traducirá en la normalización de su movilidad y de la recuperación de la economía. La reactivación del Plan Renove. Puesta en marcha de un nuevo Plan Moves. Atajar el envejecimiento del parque, “la principal lacra medioambiental en nuestro país”, según Pérez, mediante los incentivos a la compra de vehículos nuevos, potenciar el vehículo eléctrico y la puesta en marcha de un plan de achatarramiento sin compra.

Y es que, según Pérez, está corriendo peligro el que España avance a mayor velocidad hacia la descarbonización de la movilidad, hacia la implantación del vehículo eléctrico y hacia la renovación del parque automovilístico. “No podemos, ni como sector, ni como país, perder el tiempo, por eso, para atajar los retos a corto y a largo plazo es necesario que el Gobierno active los 3.750 millones de euros que comprometió vinculados al Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción”.

Pero no sólo, la recuperación también pasa por abordar reformas más estratégicas, como la fiscalidad con la creación de un nuevo impuesto medioambiental que sustituya el impuesto de matriculación, de carácter autonómico y estatal que gravará el parque según sus emisiones de CO2 con una cuota anual. Además, se propone el mantenimiento del impuesto de circulación, pero bonificando al 100% los vehículos con etiqueta cero y trabajando a futuro en un cambio de este impuesto para que grave la contaminación atmosférica de los vehículos en función de su antigüedad.

“La posventa como gran oportunidad“, continuaba el presidente de Faconauto: “Estamos haciendo un excelente trabajo de fidelización, con un personal muy cualificado, en este área de negocio en el que prevemos crecer este año un 15%. En las crisis, la posventa siempre ha sido el gran salvavidas de los concesionarios; ha sufrido mucho menos en 2020 que el canal de ventas, podrá notar los efectos de esta crisis en 2-3 años, pero estamos haciendo muy bien los deberes y los clientes cada vez nos eligen más”.

La seguridad jurídica y las reformas normativas del sector son otro aspecto que no se puede demorar, a juicio de Faconauto. Sin esa seguridad, aseguran, se está lastrando la posibilidad de que los concesionarios sigan invirtiendo para propiciar una transformación profunda del sector y posibilitar la transición ecológica y digital. El 81% de los concesionarios considera que la inseguridad jurídica ha impactado negativamente en sus resultados de 2020, según el estudio V-CON.

“Ya estamos analizando las prácticas concretas que pueden estar perjudicando a los concesionarios para que no se sigan produciendo. Cuando tengamos esa ‘foto’, dialogaremos para encontrar puntos de encuentro con los fabricantes, pero también denunciaremos y haremos todo lo posible para avanzar hacia un marco regulatorio”, ha dicho el presidente de Faconauto.

Otro de los aspectos a tratar para la patronal es el impacto de la normativa europea  de emisiones CAFE, “Europa se da un tiro en el pie”, decía Pérez: “En España, los fabricantes trasladan al 50% de los concesionarios el cumplimiento del protocolo para evitar las multas por emisiones “teniendo que automatricular vehículos. Es inadmisible, no podemos crear una burbuja artificial con las automatriculaciones”.

Casi 500 millones de euros de los fondos europeos

Otra de las palancas para la recuperación, garantizar el impulso del sector en la época post-COVID y su visión de futuro, son los fondos europeos de recuperación (Next Generation EU), y para acceder a ellos, Faconauto ha coordinado la presentación de dos Manifestaciones de Interés (MDIs) a las convocatorias del Ministerio de Industria y de Transición Ecológica que giren en cuatro ejes: eficiencia energética, movilidad sostenible, vehículo eléctrico y economía circular y digital. Bajo los títulos ‘El concesionario del futuro en un ecosistema de movilidad sostenible y conectada’ y ‘Movilidad eléctrica: infraestructura de recarga, innovación y electrificación del parque móvil’, la propuesta quiere movilizar casi 500 millones de euros en los próximos tres años que se disecciona de la siguiente manera:

Una partida de 200 millones a título colectivo desde Faconauto, a través de la empresa Dealer Network, cuyo primer proyecto fue el portal NIW.es de venta online de vehículos de ocasión entre cero y cinco años, para desarrollar nuevas soluciones de movilidad a través de la organización. Los 297 millones de euros restantes irían destinados a los concesionarios de manera individual y estarían divididos en tres partidas: 122 millones dirigidos al impulso del vehículo eléctrico con la creación de 24.000 puntos de carga rápida y ultrarrápida en los puntos de venta, así como inversiones en las instalaciones físicas de los distribuidores. 108 millones para mejorar la eficiencia energética de las redes españolas con proyectos de reducción de carbono y autoconsumo eléctrico y 67 millones de euros para la digitalización de la red de concesionarios.

“Este país tiene ganas de vivir”

“Los seis primeros meses de 2021 van a ser duros, pero si hacemos bien los deberes, y se cumple con el ritmo de vacunación, el segundo semestre de 2021 puede ser el de la explosión económica en España. Este país tiene ganas de vivir, somos muy optimistas, tenemos que ser más proactivos y tomar medidas para que se revierta la situación en este sector clave para la economía española”, concluye el presidente de Faconauto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorRecambios Gaudí abrirá en Madrid
Artículo siguienteFaconauto ya tiene listo su congreso

¡Suscríbete a nuestro newsletter!