La realidad de un taller en red en la posventa rural…

Vulcanizados Ibarz, franquiciado de Euromaster

Vulcanizados Ibarz, un taller ubicado en Agramont, en la comarca de Urgel, en Lérida, es el protagonista de este reportaje. Un negocio de reparación de vehículos ligeros y pesados, franquiciado de Euromaster -la enseña de Michelin-, que sirve como ejemplo de cómo la red es capaz de ayudar a cualquier taller, también uno en una zona rural, a evolucionar al ritmo de los tiempos actuales. Su responsable, Sergio Garrido, habla de su experiencia…

Entre las particularidades que tiene la posventa rural destaca, según el propio Garrido, la cercanía que se tiene con el cliente. Más que en las ciudades, donde los talleres ya son de por sí ejemplo de confianza con los usuarios -de hecho, es este el primer criterio valorado por los usuarios a la hora de elegir taller-: “Hay mucha confianza y cercanía, lo que a veces, por otra parte, genera dificultades, como que a los clientes les parezca innecesario firmar un presupuesto. Por mucha confianza que exista y que nos conozcamos de hace años, es imprescindible y cuesta un poco que cambien el chip”.

Aparte de la cercanía con el cliente, Garrido también resalta otra particularidad: la pérdida de movilidad y la caída del turismo han impactado sobre la marcha del sector en los medios rurales. Pero no sólo: ya que “si antes una persona viajaba 50 kilómetros para irse de compras, ahora lo hace por Internet”, generando esta tendencia una reducción significativa de los desplazamientos: “Pero la gente de la zona sigue al ritmo habitual en lo que al trabajo se refiere, precisamente por las actividades propias de un entorno rural”, comenta el responsable de Vulcanizados Ibarz.

“Hermano mayor”

Sergio Garrido, responsable de Vulcanizados Ibarz.

Para Garrido, su experiencia con Euromaster se puede resumir en que funcionan “como un hermano mayor”, guiando y apoyando la red al taller en cada momento, analizando dónde pueden tener puntos débiles y asesorándoles para ver el modo de hacer crecer el negocio: “Hay que tener en cuenta que estamos en un mercado muy cambiante y Euromaster te va orientando comercialmente. Hacen un análisis interno de tu negocio para ver dónde se puede crecer más”. Por no hablar de la formación, “que es clave, pues si no estás bien formado, por mucho que tengas gente competente en el taller, no sirve de nada”, añade el responsable.

En este sentido, Sergio Garrido pone en valor especialmente una particularidad de Euromaster. Habla de dos figuras muy representativas como son el RDO -Responsable de Desarrollo de Negocio- y el consultor, que están en contacto continuo y directo con su taller y que trabajan incluso ‘in situ’ con los franquiciados para implementar todas las metodologías de trabajo de la red.

Sobre el RDO: “Es muy importante tener alguien así, que te forma, te orienta y, no sólo eso, te lo demuestra. Es claramente una figura diferenciadora porque te muestra tus flaquezas para convertirlas en fortalezas”. Del consultor valora la parte de los números y las estadísticas, “mostrando donde está el taller, donde está la competencia de la zona, dónde cae y dónde crece”, evitando que haya picos de actividad y que ésta sea lo más constante posible.

De especialista en neumáticos a mantenimiento del vehículo

Por otra parte, para Garrido, uno de los pasos más importantes dados al adherirse a una red como Euromaster fue su conversión de especialista en neumáticos a taller integral, muy enfocado sobre todo ahora en el mantenimiento del vehículo. “Nos costó al principio, porque teníamos el sambenito de neumáticos y a nosotros mismos nos daba respeto meternos en mecánica. Necesitamos que alguien de fuera nos diera ese empujón, porque solos no hubiéramos dado ese paso. Y poco a poco entre nuestros clientes el cambio ha ido calando y ya no somos ‘los del neumático”, señala el responsable.

Así, destaca Garrido, la red se convierte en ‘partner’ para los franquiciados ayudándoles a salir de la zona de confort y acompañándolos más allá de lo habitual: “Euromaster nos borró de un plumazo esos miedos y progresivamente hemos ido evolucionando hacia ese taller de mantenimiento, sin olvidar nunca nuestro ADN ‘neumatiquero’ que también nos define”.

¿Red o ser independiente?

Con estas premisas, ¿se puede ser independiente hoy en día? Para Vulcanizados Ibarz se puede ser un taller independiente con una pequeña estructura, pero a partir de cierto volumen como empresa y empleando a mínimo 8 o 10 personas, “es muy difícil moverse solo”.

“Es un salto de nivel y es necesario cuando hablamos de talleres de clase media. Además, es fundamental estar en una red para tener apoyo comercial y ayudar a cerrar operaciones. Y con flotas, que te piden una ISO o una forma particular de trabajar… De todo esto, siendo independiente, te quedas fuera”, afirma Sergio.

Esto es particularmente necesario en el canal de vehículo industrial donde, según Garrido, hace falta “tener un caballo ganador para poder llegar a las flotas y competir y defenderte frente a otros más grandes que tú. Te ayudan a cerrar acuerdos y potencian el área comercial, fundamental para poder captar clientes y crecer. Solos no podríamos competir…”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorMANN+HUMMEL crea un canal de aire de refrigeración de la batería
Artículo siguienteTalosa: “Nos esmeramos en la fabricación de componentes de caucho-metal”

¡Suscríbete a nuestro newsletter!