La red de talleres Cecauto, en vías de desaparición

Matías Ortigosa, el Espía del Periódico de La Comunidad del Taller, habla con los integrantes de la red de talleres Cecauto acerca de una situación que, ciertamente, resulta penosa para una enseña que en su día tuvo presencia en toda España por medio de sus casi 500 talleres miembros... Un reportaje del último número del periódico.

En el mercado preocupa la situación de Cecauto. Hay quien afirma que tienen los días contados; otros aseguran -sobre todo quienes están aún dentro- que todavía les queda una última oportunidad. Sea como fuere, resulta curioso comprobar lo que está sucediendo con su red de talleres, antaño todo un emblema en el sector. Saberlo sería el objetivo de mi última misión. Las respuestas obtenidas no pudieron ser más unánimes acerca de una situación que, ciertamente, resulta penosa para una enseña que en su día tuvo presencia en toda España por medio de sus casi 500 talleres miembros. Hablé con 19 de ellos en 14 provincias diferentes: Madrid, Valladolid, Toledo, Málaga, Cádiz, Sevilla, Huelva, La Coruña, Cantabria, Valladolid, Zamora, Tarragona, Barcelona y Valencia. Lo hice buscando en la web de la red, que aún mantiene como integrantes a talleres que en el caso más extremo llevan casi diez años fuera. De todos ellos, sólo permanecen 6, y, de éstos, 3 conscientes de que tienen dentro los días contados… También aparecen números que no existen, flechas sobre el mapa que no ubican ningún taller. La situación de la red de talleres Cecauto habla por sí misma, y quizá también responde a algunas cuestiones acerca del estado que atraviesa el mayorista.

Situación desesperada

En noviembre de 2019, mis compañeros de La Comunidad del Taller publicaban en la versión digital de este periódico que Cecauto no estaba pagando a sus proveedores o que lo hacía devolviendo material. Un problema de liquidez que atravesaba algún distribuidor importante más -algunos como Coll o Impormóvil, por ejemplo, terminaron por cerrar-, pero que en el caso de Cecauto curiosamente en aquel momento resultaba especialmente alarmante. Y es que las informaciones acerca de los problemas que atravesaba el que antaño fuera uno de los mayores distribuidores en España, con un modelo de negocio innovador que creó incluso tendencia en el mercado, no eran nuevas. Parecía que tenía los días contados y sus proveedores se debatían entre quienes decidían continuar con su relación comercial para mantener con ‘vida’ el negocio de su cliente esperando tiempos mejores (y poder cobrar lo adeudado) y quienes prefirieron cortar el suministro para no aumentar el riesgo.

La presentación de un ERE, en un intento desesperado por recibir algún apoyo de los bancos, resultaba ser su último recurso… pero sin recibir material, con sus profesionales más reconocidos en desbandada y con sus clientes encontrando alternativas mucho más fiables, es empresa casi imposible.

Preguntado entonces por la situación Jesús Lucas, director general de Cecauto, decía que se trataba de un problema puntual, “como otras veces ha sucedido”. Aseguraba además, en aquellas informaciones de 2019, que el distribuidor se estaba entonces “gestionando mejor que nunca” y que además contaba con un “patrimonio libre de cargas muy importante que asegura nuestra solvencia…”. Se refería Lucas a unos terrenos que cuando consiguieron vender consiguieron liquidar parte de la deuda.

Y pasó el tiempo…

Dos años después, con el ‘run run’ constante en el mercado, Cecauto volvía a ser noticia. En la información publicada también en la versión digital de La Comunidad del Taller, en febrero de 2021, se decía que el distribuidor, ahora sí, se encontraba “sin salida”. Y es que aunque sus directivos y accionistas se empeñaron también entonces en transmitir al mercado que aún les queda “una última oportunidad”, sin financiación ni apenas facturación la situación es desesperada… La presentación de un ERE, en un intento desesperado por recibir algún apoyo de los bancos, resultaba ser su último recurso… pero sin recibir material, con sus profesionales más reconocidos en desbandada y con sus clientes encontrando alternativas mucho más fiables, es empresa casi imposible.

La pregunta ahora es… ¿qué pasa con su red de talleres? Comenzaba la misión…

Los que siguen…
Son pocos y se sienten mal tratados…

Quería hablar con aquellos integrantes que siguen dentro de la red para que pudieran hablarme de la dinámica actual de la enseña de Cecauto. Y me fue realmente complicado encontrar talleres que siguieran siendo miembros… Los que decían seguir, aseguraban estarlo sin tener demasiadas esperanzas en que eso fuera a ser así por mucho tiempo. Sin servicios y sin contacto con la central, la única salida era la evidente.

En Madrid, Talleres MCM sólo tenía clara una cosa: “Están cerrando Cecauto”. Las informaciones, afirmaba, le habían llegado por distintas vías. De la red: “No sabemos nada. Estamos dentro, pero es como si no… Nos han quitado muchos servicios, no sabemos qué va a pasar, aunque parece evidente”.

Lo mismo que en Auto-Yasa, en Fuenlabrada (Madrid): “Llevamos un año y medio muy mal con la red. Estuvimos pagando durante dos meses la cuota sin recibir ningún servicio. Y nos preocupa sobre todo el programa de consultoría técnica, porque lo necesitamos. Ahora no sabemos si pagar otro, si el servicio se reestablecerá, buscar otra red… Lo poco que sé me llega por la tienda de recambios asociada a Cecauto con la que trabajábamos; de la central, nada”. Estaban en la red “por las campañas de márketing, la formación, la consultoría técnica, la imagen”: “Y funcionaba bastante bien, la verdad. Es una pena”.

En Blázquez y Lozano, un taller ubicado en Santa Olalla (Toledo), más de lo mismo: “Comercial Boybor (tienda asociada Cecauto en Talavera de la Reina, Toledo) lleva pagándonos el acceso a la consultoría técnica, independiente de la red, dos meses, porque el servicio no estaba funcionando. No tenemos noticias de la central, pero nosotros haremos lo que haga la tienda -refiriéndose a Boybor-, si me dan la posibilidad de entrar en otra red, lo haré… mi confianza está con ellos”.

“No sabemos nada. Estamos dentro, pero es como si no… Nos han quitado muchos servicios, no sabemos qué va a pasar, aunque parece evidente”. Talleres MCM

De todos los que seguían en la red, Meyca (Benavente, Zamora) era el único que aún le daba una última oportunidad a la red: “Seguimos dentro, estamos esperando para ver qué pasa. El problema es que no tenemos servicios, así que los hemos contratado de forma externa”. Respecto a lo que les dicen desde la central, estaban en las mismas: “Nadie nos ha informado de nada: nos enteramos de la situación de Cecauto por otros proveedores, porque están bastante bajos de stock y al no tener producto te preguntas qué está pasando”.

El caso Valladolid

Y quizá la mejor confirmación de que la situación con la red de Cecauto es la que parece ser llegó después de hablar con Luis Piñeles, la persona al frente de la tienda de recambios vallisoletana Automoción Imperial. ¿Por qué decidía hablar con él cuando el objetivo de esta misión era hacerlo con los talleres? Fácil: porque lo que me encontré en Valladolid fue muy diferente del resto de España. Los dos integrantes de la red de Cecauto se mostraban contentos con los servicios recibidos, incluso no parecían estar muy al tanto de la difícil situación que atravesaba el mayorista. En Talleres Cándido Sierra lo único que echaban en falta eran los cursos de formación, “pero entendemos que es porque la pandemia ha trastocado los planes”, me decían. El resto, aseguraban, “todo normal”: “Seguimos pagando la cuota y no hemos notado nada extraño. Igual que en Mecánica Imperial, otro miembro de la red en Valladolid: “No tenemos los cursos de formación, pero eso entiendo que es por la pandemia. El resto, normal. El servicio de asistencia técnica funciona, no percibimos nada fuera de lo normal”. Pero me daban una pista para entender que algo estaba pasando: “Ahora nos están cambiando el programa de facturación a otro proveedor, que era con el que lo teníamos desde hacía mucho tiempo con la red”. Raro…

“Los problemas que pueda tener Cecauto no afectarán a mis clientes, ya me preocupo yo de ello”. Luis Piñeles, de la tienda asociada a Cecauto en Valladolid Automoción Imperial.

Así que decidí llamar a la tienda asociada a Cecauto que les daba servicio a ambos talleres. Su gerente, Luis Piñeles, me era muy claro: “No han notado nada porque nos hemos encargado de que no noten nada. Somos nosotros como tienda los que estamos asumiendo el coste de estos servicios: la consultoría técnica, con la misma empresa que les daba servicio en la red; y el programa de facturación, con otro proveedor… Los problemas que pueda tener Cecauto no afectarán a mis clientes, ya me preocupo yo de ello”. Le afecta más por una cuestión sentimental, aseguraba, que por el puro negocio: “Hemos hablado con proveedores -mayoristas y fabricantes- para que en lo relativo al día a día de la empresa no notemos nada nosotros ni nuestros clientes. Francamente no entiendo que haya otros lugares donde pueda estar dándose otra situación -le había hablado de que era el único lugar de España donde había encontrado miembros de la red que no hubieran notado nada extraño-, al final los talleres de la red son mis clientes, independientemente de lo que suceda con Cecauto”.

Los que ya no están
Pero todos siguen apareciendo en la web de la red

Más fácil sin embargo fue encontrar talleres que, aun apareciendo en la web de la red de Cecauto, ya no son integrantes. Algunos desde hace casi una década…

Son los casos de los andaluces Racing Style, en Málaga (fuera desde 2018); Autobox 2.0, en Jerez de la Frontera (Cádiz); Talleres Bonares, en Huelva; y Talleres Guzmán Cars, en Sevilla, que respondía a mi pregunta con otra: “¿Pero no van a desaparecer?”. Yo le contesté con una más: “¿Cecauto o la red?”. Y zanjaba: “Lo que me dijo mi proveedor -por la tienda de recambios- hace como un mes es que la red desaparecía; y que ellos se desvinculaban de Cecauto también”.

El mismo caso de Arnia Talleres, en Peña Castillo (Cantabria); o de los catalanes Talleres L Gutiérrez, en L’Hospitalet de Llobregat (fuera desde hace tres años “o más”); Taller Rabaso, en Cambrils (casi 10 años fuera de la red) y JJ Motors, en Barcelona, que se sentía además dolido por el trato recibido: “Cuando llegó la pandemia no se portaron como se tenían que portar. Los servicios que recibía tampoco me compensaban, así que algo más de un año salí”.

Más fácil sin embargo fue encontrar talleres que, aun apareciendo en la web de la red de Cecauto, ya no son integrantes. Algunos desde hace casi una década…

En la zona de Cataluña, donde más talleres de la red había por una cuestión de proximidad a la central de Cecauto, ubicada en Viladecans (Barcelona), resulta bastante sencillo encontrar números de teléfono que ya no existen… Ya saben, esos que marcas y enseguida salta el mensaje de “el número móvil al que llama no existe”. Pues un montón… Muy actualizado el buscador no estaba, vamos…

Tampoco seguían en la red los valencianos Antonio Belencoso Cañavates (desde hace año y medio), Taller Mecánico Arreglem (“dejamos de pagar la cuota porque no recibíamos los servicios y ahora estamos buscando nuevas opciones. Desde la central nadie se ha puesto en contacto con nosotros, pero entendemos que la red no funciona”) y Scapeval (“un desastre, hace ya más de un año que salimos: dejamos de pagar la cuota porque no recibíamos ningún servicio. Nos han dejado tirados”).

“Un desastre, hace ya más de un año que salimos: dejamos de pagar la cuota porque no recibíamos ningún servicio. Nos han dejado tirados”. Scapeval.

Otro que tampoco está es Auto 3, en Bergantiños (La Coruña), al que hice partícipe de mi incredulidad por el hecho de que siguieran apareciendo en el buscador tantos talleres que ya no pertenecían a la red, algunos de ellos desde hace varios años: “Pasan de todo”, empezaba rotundo: “Si te digo la verdad, fueron ellos quienes poco a poco abandonaron la red. Un día me encontré con que me desaparecieron todos los servicios -hablando sobre todo de la asistencia técnica-, no sé qué problemas me contaron que tuvieron con la tienda Cecauto de aquí… me cansé y dije ¡a tomar por c…!”.

Muchos de ellos corresponderían en su día a algún negocio, hoy sin embargo no existen… Los negocios, los teléfonos o ambos.
Todos estos números marqué de teléfonos de talleres en Cataluña, y sólo con dos pude hablar…

Una situación que concordaba con la que me contaba otro de los que aparecen y ya no están, Guye Sport, en Madrid: “Eran un desastre. Me decían que me enviaban polos para el verano y me enviaban camisetas baratas… Empecé a ver cosas que no me cuadraban, dejaron de contestar y hace ya dos años me quité porque no me compensaba en absoluto”. De la situación de Cecauto: “Sé que van a cerrar, lo sé porque me lo dijo la tienda asociada con la que trabajaba”.

Cecauto está en una situación límite. Y a juzgar por los comentarios de los talleres preguntados en esta misión, más que al límite, su red de talleres está en proceso de desaparición.

“Pasan de todo. Si te digo la verdad, fueron ellos quienes poco a poco abandonaron la red. Un día me encontré con que me desaparecieron todos los servicios, no sé qué problemas me contaron que tuvieron con la tienda Cecauto de aquí… me cansé y dije ¡a tomar por c…!”. Auto 3

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorCautex alcanza las 855 referencias en la familia de tubos de turbo
Artículo siguienteMotul lanza Car Care

¡Suscríbete a nuestro newsletter!