Las averías más frecuentes, según Autingo

“No sólo sufrimos nosotros, también lo hacen nuestros coches”. Es una afirmación que Autingo, la plataforma B2C que permite al conductor reservar en un taller con precios cerrados, ha expresado en relación a los vehículos, el verano y el calor. Lo ha hecho en el marco de su blog (‘Blog Autingo’), concretamente en un post publicado recientemente sobre las averías más frecuentes del verano.

“El verano es, junto al invierno, la época en la que más atentos debemos estar de nuestros coches, sobre todo si se aparcan a la intemperie. Las altas temperaturas como las que estamos viviendo estos días pueden dañar mucho el sistema del coche y, evidentemente, pueden causar desperfectos en la propia pintura”, explican.

De una forma más concreta, Autingo previene de cinco averías, las que, a su juicio, son más comunes en verano: el aire acondicionado, la batería, los neumáticos, la válvula EGR Y el termostato.

El aire acondicionado 

Según la plataforma, es el más expuesto a averiarse debido a su excesivo uso en esta época del año. Por ello, dicen, es necesario “estar pendiente de la correa de auxiliares, que se encarga de arrastrar el compresor al conectar el aire; el filtro de habitáculo”. Y no sólo: también “estar pendientes de si hay pérdida de fluido refrigénico”. Recomiendan en estas tesituras acudir al taller y establecer una temperatura aproximada a los 24º.

La batería

“La batería es un elemento primordial para el funcionamiento de nuestro coche por dos motivos: es la encargada de proveer de energía eléctrica para poner en marcha el motor de arranque del automóvil y, en segundo lugar, actúa de estabilizador de voltaje del sistema eléctrico del coche”.

Sabiendo lo anterior, en palabras de Autingo: “hay que tener en cuenta que las altas temperaturas pueden perjudicarla, ya que la temperatura óptima para su buen funcionamiento es de 25º”. Para evitar daños, Autingo recomienda aparcar el coche a la sombra o en el garaje, no hacer un uso excesivo del aire acondicionado y no encenderlo al subir al coche para no forzar el sistema.

Neumáticos

En el blog de Autingo explican que el verano es especialmente peligroso para los neumáticos del coche. Ya que “a mayor temperatura, el asfalto está mucho más caliente y existe un mayor riesgo de sufrir un reventón”. En este caso recomiendan revisar la presión y la rodadura -que debe ser superior a 1.6 mm-.

Válvula EGR

El aumento de “la cantidad de partículas suspendidas en el aire a causa de las altas temperaturas” podría acabar por quebrar la válvula por acumulación de residuos, según la plataforma B2C. Una reparación que podría costar en torno a los 350 euros.

Termostato

El motor es uno de los más afectados por el aumento de las temperaturas ya que pueden producirse calentones que desembocan en la parada del vehículo.

“La función que tiene el termostato y el electro ventilador es controlar, precisamente, la temperatura y el flujo constante de líquido refrigerante del sistema de refrigeración del motor”, explican para a continuación señalar que es vital que estos dos elementos estén en buen estado.

Para evitar esta avería Autingo recomienda aparcar en zonas frescas y no sobreesforzar el vehículo al arrancarlo.