Las cartas enviadas por Hacienda a talleres no implican una inspección

Hacienda asegura que el hecho de recibir estas misivas no significa que los talleres vayan a ser automáticamente sometidos a inspección.

Como ya se hizo eco La Comunidad del Taller el pasado mes de mayo, los propietarios de pequeños negocios, entre ellos los centros de reparación, empezaron a recibir cartas del Ministerio de Hacienda, recordándoles la obligación que tienen de declarar todos los ingresos realizados.

Bajo este marco, Cetraa (Confederación Española de Talleres) se ha reunido con Hacienda para transmitirle las preocupaciones de los talleres al respecto de estas cartas -en las que se informa, de manera personalizada para cada taller, de que sus medias de facturación (margen bruto, margen neto, cobros por tarjeta y cobros en efectivo) difieren de las referencias sectoriales de las que el Ministerio dispone-. Y el fisco ha respondido aclarando que el hecho de recibir estas notificaciones no significa que la empresa vaya a ser automáticamente sometida a inspección.

Aseguran que la intención es informar y avisar de posibles errores en la formalización de los impuestos, que es posible que existan aunque no se esté llevando a cabo ninguna ocultación de datos por parte del taller. De este modo, estas actuaciones pueden ayudar a las empresas a detectar posibles errores formales en la confección del Impuesto de Sociedades, y adoptar las medidas necesarias para subsanarlas.

Desde la confederación afirman que estas misivas están generando miedo y alarma entre los talleres ya que transmiten la sensación de que estos están incumpliendo sistemáticamente con sus obligaciones tributarias.

A su vez, Cetraa ha querido trasladar a Hacienda el malestar que estas comunicaciones generan en talleres que están viendo cómo los negocios ilegales no reciben estas cartas. Asimismo, la patronal ha manifestado que le gustaría una coordinación con Hacienda de cara a la realización de este tipo de campañas de comunicación. Así, los talleres podrían estar prevenidos y mejor informados, evitándose una innecesaria alarma entre las empresas del sector.