Las causas abiertas de Ancera: Línea Directa, Distrigo, PRO Service…

El pasado viernes 28 de septiembre, en la inauguración de las nuevas instalaciones de Reynasa en Alcalá de Henares, el presidente de Ancera, Miguel Ángel Cuerno, aprovechó para hablar de las tres causas que ocupan a día de hoy la actualidad de la patronal de recambistas.

Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera, patronal de recambistas

Distrigo y PRO Service

Por un lado, habló de las reuniones mantenidas con Distrigo (plataforma de distribución de recambios del grupo PSA) y PRO Service (iniciativa del grupo Volkswagen para vender recambio original de sus marcas a los talleres independientes): “¿Por qué no nos venden?”, se preguntaba delante de las 160 personas que acudieron al evento.

Lo que dice la la ley es que no se puede vender a revendedores (así lo dispuso el Reglamento 1400/2002, prorrogado por el Reglamento 461/2010).

Y aunque la mayoría de las marcas ha preferido mirar para otro lado, PRO Service, la red de distribución del Grupo VW, tuvo desde el principio la directriz de cumplirla y no vender a los recambistas. Ancera, una vez supo de estas intenciones (allá por julio de 2017), lanzó un comunicado afirmando que la estrategia de distribución del Grupo Volkswagen “se traduce en la cancelación de las cuentas a sus competidores, miles de recambistas, para intentar tener un monopolio y así conseguir un mercado cautivo perjudicando a los consumidores propietarios de estos vehículos”.

“No tenemos nada que decirle a Ancera. No ha habido ninguna modificación por nuestra parte, solo hemos enviado a nuestros concesionarios, en el marco de la relación habitual que mantenemos con ellos, un recordatorio sobre una obligación contractual”, fue la contestación de la marca constructora.

Varios meses después, y tras varios acercamientos y reuniones, Miguel Ángel Cuerno sentenció convencido que “la situación parece que mejorará”. Tanto con PRO Service, como con Distrigo, con quienes se mantenía una situación similar.

Línea Directa

El segundo punto en el que se detuvo Miguel Ángel Cuerno fue la reunión que recientemente han mantenido desde la patronal con la aseguradora Línea Directa: “No permite que ciertos distribuidores vendan recambios”, deslizaba Cuerno, en lo que parecía ser una alusión a la política respecto a la gestión que la aseguradora hace de las piezas en aquellas operaciones en las que interviene. Según dijo, en ello estaban también trabajando.

No es la primera vez que una patronal del sector alega que Línea Directa lleva a cabo prácticas que perjudican los intereses de sus asociados. El pasado mes de junio, Conepa  interponía una denuncia (puedes leer la noticia completa aquí) contra la compañía aseguradora por, bajo su criterio, llevar a cabo prácticas que “tienen un enorme impacto en la rentabilidad de los talleres y, en consecuencia, para la libre competencia en el sector”.

‘Piratas’

El último tema en el que el presidente de Ancera aseguró que la patronal estaba trabajando es en una denuncia interpuesta por CAPA (Comisión Antipiratería del Automóvil) a una empresa madrileña que podría haber estado vendiendo equipos de diagnosis y software falsificados. Se arrancó incluso a dar el nombre (Herramientas Torreblanca), porque, dijo, “pronto saldrá la nota de prensa informando del caso”.