Las ‘cookies’, ahora también en los vehículos

General Motors está buscando “la forma de conectar la industria de la radio y la del automóvil”, mediante la monitorización de lo que escuchan en la radio los propietarios de sus vehículos.

General Motors se está planteando implementar ‘cookies’, con previo permiso del conductor, en su flota, para utilizarlas, por ejemplo, para cuando el conductor se esté acercando a un taller o a una tienda de la empresa o de una compañía colaboradora, y reproducir anuncios personalizados que le recuerden al usuario que debería comprar un elemento u otro necesario para el buen mantenimiento del coche, como aceite o líquido de frenos.

Así, la compañía logra monitorizar lo que escuchan los conductores, no a través de micrófonos espía, sino mediante la conectividad LTE –Long Term Evolution, en español ‘Evolución a Largo Plazo’, es una tecnología de banda ancha inalámbrica, que sirve para la transmisión de datos con la finalidad de dar acceso a Internet a los dispositivos móviles y, además, que permite la subida y bajada de archivos a gran velocidad- que tienen los modelos actuales de los vehículos que comercializan. Consiguen monitorizar constantemente qué es lo se está reproduciendo en el reproductor AM/FM/XM del automóvil, averiguando qué emisora están escuchando, si se cambia en algún momento u otros aspectos similares.

Según la publicación digital especializada en tecnología, Xataka, a partir de aquí, la compañía cruza esos datos –relación entre el coche que tiene el usuario, la emisora que escucha, el género de música que prefiere- con el fin de crear un perfil publicitario para cada conductor.

La publicación digital recoge que la empresa recopiló los datos y hábitos de consumo de 90.000 de sus turismos a lo largo de todo Estados Unidos desde noviembre de 2017 hasta enero de 2018. Este tema salió reflejado en una conferencia de la Asociación de Anunciantes Nacionales de Estados Unidos, donde el director de Transformación Digital Global en la compañía, Saejin Park, aseguraba que están buscando “la forma de conectar la industria de la radio y la del automóvil”.

No obstante, según afirma Saejin Park, todavía no saben muy bien cómo van a utilizar estos datos que están recogiendo y que van a recopilar del resto de coches: “Estamos buscando formas de utilizar este tipo de conjuntos de datos. Es un problema complicado y complejo y no sé cuál es la respuesta. Pero GM está realmente interesado en descubrir cuál podría ser el camino potencial”.

El negocio de la información

Ejemplos como el de Alphabet, empresa madre de Google, que básicamente obtiene todos sus ingresos de recoger información de los usuarios y proporcionarles anuncios más concretos, dan certeza a la afirmación “la información es poder”. Según Xataka, los datos son todo un negocio. Por lo que para una compañía que se anuncia en la radio, el conocer si los oyentes cambian de emisora al llegar un anuncio, es un dato relevante por el que estarían dispuestos a pagar.