Las emisiones de motores diésel, ¿un riesgo para la salud en el taller?

Tanto la exposición cutánea a aceites minerales como las emisiones de motores diésel se añaden en el listado de agentes de riesgo para la salud laboral en los talleres.

Ante el nuevo Real Decreto 427/2021, de 15 de junio, por el que se modifica el Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo, sobre protección de trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo, la patronal de talleres Conepa analiza la modificación normativa sobre agentes cancerígenos y ofrece recomendaciones a sus talleres asociados.

“Con las novedades introducidas, los talleres quedan afectados por una norma jurídica que pretende proteger a los trabajadores de sustancias que podrían ser nocivas para su salud”, señala la patronal.

Y es que esta modificación incluye en el listado de sustancias, mezclas y procedimientos determinados puntos que suponen la afectación en el taller de algunos aspectos de este texto legal, y especialmente de los siguientes:

Trabajos que supongan exposición cutánea a aceites minerales previamente utilizados en motores de combustión interna para lubricar y refrigerar los elementos móviles del motor. En este caso, el real decreto establece una posible contribución importante de riesgo por exposición cutánea.

Trabajos que supongan exposición a emisiones de motores diésel. El nuevo real decreto establece un valor límite de exposición diaria de 0.05 mg/m3 en fracción respirable. Dicho valor límite se aplicará a partir del 21 de febrero de 2023.

Otras nuevas inclusiones deberían ser valoradas por el servicio de prevención de cada taller, en función de sus características individuales.

Recomendaciones ante esta nueva normativa

Tras el análisis de la normativa, Conepa ha realizado una circular informativa que está siendo trasladada a los talleres miembro a través de cada entidad integrada en la federación.

Las pautas de actuación transmitidas se resumen en las siguientes recomendaciones:

-Contactar con el servicio de prevención ajeno para una evaluación de riesgos conforme a dicha modificación normativa.

-Mantener una adecuada ventilación en el taller.

-Utilizar equipos de protección personal que protejan adecuadamente de los riesgos señalados.

-Disponer de las hojas de datos de seguridad de los productos utilizados en el taller actualizadas y a disposición de los trabajadores para su consulta.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorVuelve el congreso de Ancera
Artículo siguienteRecambios del Olmo presenta Del Olmo University

¡Suscríbete a nuestro newsletter!