Las ITVs preparan el regreso a la normalidad tras el estado de alarma

AECA-ITV, asociación que integra a entidades públicas y privadas que prestan servicios de ITV en España, propone al Gobierno un plan para la vuelta a la normalidad del servicio de ITVs tras la finalización del estado de alarma.

Tras un mes de parón provocado por la crisis de la pandemia del coronavirus, el sector de ITV está preparado para volver a la normalidad. Y, por esa razón, AECA-ITV ha presentado al Gobierno -concretamente a los Ministerios de Industria, Sanidad e Interior- un plan de actuación para la vuelta a la normalidad, una reapertura del servicio de ITV con fecha de 10 de mayo de 2020. Contando siempre con que ese regreso, explican, no suponga el colapso del servicio que pueda contribuir a la creación de nuevos focos de contagio debido a la aglomeración de personas en las estaciones de ITV.

Tanto el cierre de las estaciones de inspección técnica de vehículos como la suspensión de los plazos para realizarla han provocado, dicen, la acumulación -hasta cantidades muy elevadas- del número de automóviles que debían haber llevado a cabo su ITV desde el pasado 15 de marzo. De hecho, hasta el 10 de mayo de 2020 va a expirar el vencimiento de 3.100.000 inspecciones y, si se incluyeran las inspecciones que vencen en el mes de mayo, la cifra aumentaría hasta las 5.000.000.

Por este motivo, explican desde AECA-ITV, “es indudable que, en el momento del levantamiento del estado de alarma, se generaría una gran aglomeración de ciudadanos en las estaciones de ITV. Si además añadimos que la capacidad de inspecciones de las estaciones de ITV es de 1.800.000 de inspecciones al mes, esto supondría multiplicar entre 2,8 a 3 veces la capacidad de inspecciones, lo que resulta inviable”.

“Además la imposibilidad de adquirir equipos de protección para los trabajadores de las estaciones, así como facilitar medidas de protección para los usuarios originaría una alta afluencia de los usuarios a los centros de ITV sin cumplir las recomendaciones de las autoridades sanitarias, provocando el aumento considerable de la probabilidad de incrementos de contagios, el colapso del servicio de ITV y el incumplimiento de las obligaciones de los ciudadanos”, añaden.

La solución: un plan de actuación

Por tanto, a los ojos de la asociación, la única solución para que no se dé esta situación es que, antes de que finalice el estado de alarma o se ordene la apertura de las estaciones, se establezca una prórroga para que los vehículos, cuya fecha de vencimiento de la inspección técnica se encontrase dentro del periodo del estado de alarma, puedan realizar la ITV de forma organizada tomando en cuenta la fecha de su vencimiento, así como que se calendarice, dicen, en atención a las categorías de los vehículos y al servicio al que están destinados.

No obstante, AECA-ITV hace hincapié en que esta prórroga sólo se aplicaría a aquellos automóviles cuya ITV debería haberse llevado a cabo durante el estado de alarma. Es decir, un 11% de los vehículos que tienen la obligación de realizar la inspección técnica en el año 2020, dependiendo de la fecha del arranque del servicio de ITV tras el estado de alarma.

De este modo, dentro de su plan de actuación presentado al Gobierno, la asociación propone los siguientes puntos:

Prórroga calendarizada hasta el 30 de septiembre de 2020 para realizar la ITV de vehículos con fecha de vencimiento dentro del estado de alarma.

Medidas formativas excepcionales para poder disponer del personal técnico necesario y realizar el gran número de inspecciones que serán requeridas.

Modificación de algunos de los puntos del alcance de las inspecciones técnicas a realizar en el interior de los vehículos con el fin de evitar contacto entre personas.

Ampliación de los horarios de atención al público para priorizar una ágil, correcta y segura atención al usuario.

Por su parte, AECA-ITV resalta que estas propuestas están directamente relacionadas con una reapertura del servicio de inspección técnica de vehículos a fecha de 10 de mayo de 2020 y de ahí, explican, que todas ellas marquen como fecha límite el 30 de septiembre de este año.

No obstante, si la reapertura se demorase, el plazo propuesto debería modificarse y ampliarse en tanto que está directamente relacionado con el incremento y la acumulación del número de vehículos que no pueden realizar la ITV durante la aplicación del estado de alarma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here