Las matriculaciones de turismos a particulares caen por noveno mes consecutivo

La incertidumbre sigue condicionando este canal, sin que haya visos de aquí a cierre de año, de una recuperación.

Durante el mes de mayo de este 2019, las ventas de turismos y todoterrenos cayeron un 7,3% en comparación con el mismo periodo del año pasado, hasta las 125.625 unidades. A pesar de la pequeña recuperación que se tuvo durante el pasado mes de abril, gracias al impulso de los alquiladores previo a la Semana Santa, las matriculaciones recuperan de nuevo la tendencia a la baja, como llevan registrando desde septiembre de 2018. En el acumulado del año, las entregas de vehículos turismos y todoterrenos caen un 5%, hasta las 561.953 unidades.

En referencia a las ventas en el canal de particulares, estas continúan decreciendo, por noveno mes consecutivo, con un descenso del 11,2% y 54.485 unidades. Según indica Noemi Navas, directora de comunicación de Anfac, este canal sigue cayendo, “con la excepción del País Vasco, donde las ventas se han incrementado de nuevo por el impacto de su plan de achatarramiento, recién agotado”. Asimismo, añade que “los particulares quieren comprar, pero necesitan un signo de tranquilidad como estos estímulos a la compra, que les ayude a tomar la decisión u optarán por un vehículo de segunda mano de mucha antigüedad”. Lo que significa que el canal de particulares continúa condicionado por la incertidumbre sin perspectivas de una recuperación de aquí a cierre de año. Además, durante los cinco primeros meses de 2019, las entregas a particulares han caído un 11%, hasta las 245.037 unidades.

Por otro lado, con respecto al canal de empresas, este crece en el mes de mayo con 37.086 unidades matriculadas, lo que supone un aumento del 3,6% respecto al mismo mes del año anterior. Son el único canal, dentro del mercado de turismos y todoterrenos, que ha conseguido incrementar sus ventas respecto del mismo mes del año anterior. Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, se muestra optimista, resaltando que ahora empieza un trimestre “clave para la actividad de los concesionarios, que acumulan buena parte de sus ventas anuales en los meses de verano. Esperamos que vayan cundiendo mensajes tranquilizadores para que, en el trimestre entrante, las familias que están retrasando su compra se decidan a cambiar de coche”. No obstante, la realidad prevalece y añade que “con estas tendencias, situamos las matriculaciones en 1,2 millones de unidades para este ejercicio y también para el siguiente: una mala noticia, porque quiere decir que el parque automovilístico no se está renovando”. Por su parte, el canal de los alquiladores ha caído un 11% hasta las 34.054 unidades, desaparecido el efecto de la Semana Santa.

En la misma línea que Anfac y Faconauto se ha expresado Alberto Tapia, director de comunicación de Ganvam, subrayando que “después de unos meses de incertidumbre en el marco de un periodo de elecciones generales y también autonómicas y locales, confiamos en que en los próximos meses comencemos a ver políticas que propicien estabilidad al sector, además de confianza y seguridad en los consumidores, de manera que la curva se invierta antes de finales de año y mejore la salud del mercado”.