Las quejas de demora obligan a Tesla a ampliar su red de servicio en Europa

La empresa californiana está ampliando la red de atención a sus clientes en Europa con el objetivo de reducir los largos periodos de espera que muchos de sus clientes están sufriendo.

Fuente: Motorpasion.com

Las dificultades que están teniendo muchos de los clientes de Tesla para ser atendidos ha motivado al fabricante para anunciar la expansión de sus instalaciones de servicio de atención al cliente en todo el mundo.

Ha sido la llegada del Model 3 la que ha provocado que Tesla esté incorporando decenas de nuevos centros de servicio en Europa, paralelamente a la ampliación de la red de Supercargadores. Asimismo, tal y como se hace eco el medio digital Híbridos y Eléctricos, estos centros, además de atender a sus clientes, ofrecen una imagen sólida y establecida, y ayudan a ampliar la cartera de clientes.

Ante el significativo aumento de la capacidad de producción y de la flota de vehículos vendidos -que se ha multiplicado por dos en los últimos años-, el director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, ha reconocido que el servicio de atención al cliente que exigían el Model S o el Model X no es suficiente para atender la demanda de los miles de propietarios del Model 3.

Según el medio digital, la capacidad de servicio de Tesla se vio resentida cuando comenzaron las entregas del Model 3. De este modo, en numerosos casos, los tiempos de espera de sus clientes se demoran durante semanas, lo que está dando como resultado incomodidad y quejas. Por ejemplo, en Noruega -uno de los mercados más importantes de Tesla en lo que se refiere a vehículo eléctricos per capita- la marca estadounidense ya sufrió las consecuencias de este desajuste el año pasado.

En este sentido, el fabricante de vehículos abordó el problema a finales del año pasado de la mano del propio Musk, que admitió algunas brechas en el servicio y anunció una importante expansión de la cobertura. Así, se centró en aumentar la capacidad de los centros de servicio existentes, en vez de desplegar nuevos, lo que no fue suficiente en algunos mercados donde los largos tiempos de espera para el servicio seguían siendo un impedimento. De esta forma, Musk estableció un cronograma muy agresivo para solucionar el problema en EE.UU e impuso como límite el final de este año para el resto de los países.

Por el momento, el director ejecutivo de la compañía, ha asegurado que la expansión del servicio de Tesla está avanzando a “máxima velocidad” y que los propietarios encontrarán nuevos centros de servicio en Europa.

A su vez, a pesar de que los planes de Tesla incluyen que sus coches eléctricos sean tan fiables que no necesiten los centros de servicio, por ahora, esto no ocurre así y el fabricante necesita recurrir a ellos para atender a sus clientes, los cuales se sienten más cómodos, afirman, comprando un modelo que tiene detrás un centro cercano y una red de servicio que le ofrece la posibilidad de reparar su coche rápidamente. De este modo, Elon Musk está seguro de que expandir las redes de servicio y Supercarga ayudará a Tesla a aumentar su cartera de clientes.