Las revisiones preventivas de vehículos caen y las averías suben

Según un estudio elaborado por Cetraa, cada vez se otorga menos valor a los mantenimientos preventivos y los conductores no siguen las recomendaciones del taller a la hora de realizar el mantenimiento o revisión de su coche.

La antigüedad del parque automovilístico, los mensajes sobre le diésel por parte del Gobierno y la tendencia hacia una movilidad cada vez más sostenible dan lugar a un marco de inestabilidad en el sector de la automoción.

Tal y como recogen los datos de la última encuesta a los talleres elaborada por Cetraa, los usuarios finales cada vez otorgan menos valor a los mantenimientos preventivos de sus coches, lo que a su vez impacta sobre toda la cadena productiva (fabricantes, distribuidores, talleres).

Este estudio señala que uno de cada tres conductores no cumple con los plazos recomendados para revisar sus vehículos. Asimismo, el 45% de los mismos no sigue las recomendaciones del taller a la hora de realizar el mantenimiento o la revisión.

Además, otra de las consecuencias que resalta el estudio es el aumento de las averías -cuya tasa anual, según las estimaciones de GiPA, está en el 17%, tres puntos más que en 2013-, que, en ocasiones, ‘se solucionan’ con productos de bajo coste y usados para abaratar la factura final.