Localizan en Toledo un taller vinculado a una red de tráfico de drogas

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desmantelado una organización criminal que se dedicaba al tráfico de cocaína en España, que utilizaba a un taller mecánico en Yuncos (Toledo) para elaborar ‘caletas’ (escondites) para ocultar la droga en los vehículos.

Fuente: Elnortedecastilla.es

Una organización criminal compuesta por seis personas -residentes en las provincias de Zaragoza, Barcelona y Alicante- que se dedicaba al tráfico de cocaína en toda España ha sido desarticulada por la Guardia Civil y la Policía Nacional. Durante la investigación, iniciada en febrero de 2020, descubrieron un taller en Yuncos (Toledo), en el que se elaboraban las ‘caletas’ (compartimentos) para ocultar la droga en vehículos para poder trasladarla a lo largo y ancho de la geografía española.

Asimismo, en el momento del registro al taller, se hallaron numerosos vehículos que estaban siendo manipulados para efectuarles dichos compartimentos en los asientos de los turismos, que contaban con un botón de apertura y que, incluso, se volvían a tapizar con el fin de que fueran más difíciles de detectar. En el local, ambos cuerpos policiales también intervinieron 24 kilogramos de sustancia de corte que se utilizaría para la adulteración de la droga.

Tras el cese temporal de la actividad criminal debido a las restricciones de movilidad impuestas por el estado de alarma, la red volvió a las andadas. Y así fue como la Guardia Civil y la Policía Nacional lograron detener a uno de los integrantes de la red de tráfico de drogas durante uno de los transportes de cocaína cuyo destino era Zaragoza, el pasado 24 de junio, tal y como informa Eldigitaldealbacete.com.

El detenido transportaba 1.200 gramos de cocaína ocultos en una ‘caleta’ elaborada en la parte trasera de uno de los asientos del vehículo, que contaba con un pulsador para abrirlo y la previa posición concreta del asiento.

Tras esta primera detención, le sucedieron la del cabecilla de la red, su compañera sentimental y un proveedor de esa sustancia, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Durante los registros de sus domicilios, las autoridades encontraron diversos útiles para la manipulación de la cocaína y dinero en efectivo.

Finalmente, el pasado 30 de junio los agentes detuvieron en Sax (Alicante) a los dos últimos miembros de la organización criminal mientras realizaban otro de sus traslados. Asimismo, localizaron 136.000 euros en efectivo, ocultos en la ‘caleta’, distribuidos en distintas bolsas transparentes herméticas.

Durante la operación, según informa el medio digital, se intervinieron 1.200 gramos de cocaína, 24 kilos de sustancia de corte para adulterar la droga, 150.000 euros en efectivo, balanzas de precisión, envasadoras al vacío, útiles para la manipulación y distribución de la sustancia, asientos para vehículos a los que se habían realizado las ‘caletas’ y seis vehículos de los miembros de la red.

A los seis miembros de la red se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal y contra la salud pública por tráfico de drogas. Tras quedar a disposición judicial, se decretó el ingreso en el centro penitenciario de Zuera (Zaragoza) de dos de ellos.