Los coches conectados entre sí serán una realidad para 2023

Según un estudio, publicado por el medio digital TicBeat, hacia el año 2023, habrá más de 62 millones de automóviles con conexiones vehículo a vehículo (V2V).

Hoy en día existen numerosas empresas trabajando para la llegada de los coches autónomos y conectados en busca de una nueva movilidad más sostenible y de cero emisiones. Bajo este contexto, según un estudio de Juniper Research –proporciona servicios de investigación para los sectores financiero, medios de comunicación y tecnología- de cara a 2023, habrá más de 62 millones de coches con conexión ‘Vehículo a Vehículo’ (V2V), lo que supondría un incremento anual promedio del 173% desde los actuales 1,1 millones existentes a día de hoy, según recoge el medio digital TicBeat.

Estas comunicaciones V2V empezarán a despegar, aseguran, a medida que se vayan consolidando las redes 5G, lo que permitirá comunicar unos vehículos con otros con el fin de mejorar la seguridad en las vías, como ya hablamos de las autopistas 5G que garantizarán que los coches estén conectados unos con otros especialmente en la frontera de los países.

Asimismo, los analistas del estudio estiman que los automóviles conectados serán capaces de prevenir más de 9.300 muertes anuales sólo en Estados Unidos, cifra que representa uno de cada cuatro fallecidos en carretera.

Despliegue más inmediato en Estados Unidos, según el estudio

Según el medio digital especializado en informática y tecnología empresarial, Estados Unidos será el país donde Juniper Research estima que ocurra un despliegue más inmediato de los vehículos conectados. Es más, el informe afirma que más del 60% de los automóviles nuevos vendidos en el país americano serán compatibles con la conexión ‘vehículo a vehículo’ para 2023.

El estudio elaborado por el proveedor de servicios de investigación asegura que, aunque la tecnología tradicional no pueda proporcionar las condiciones de red necesarias en todas las carreteras hoy en día, el 5G será “la tecnología clave” para facilitar estas características de seguridad automotriz. No obstante, añade el documento, “las largas tasas de actualización de vehículos, generalmente entre 8 y 12 años, dificultarán la adopción masiva”.

Por otro lado, el informe también prevé que los OEM (fabricantes de equipos originales) del sector del motor explorarán nuevas estrategias con el fin de generar ingresos más allá de la comercialización del propio automóvil. A este respecto, los ingresos por aplicaciones directamente integradas en los vehículos superarán, afirman, los 2.200 millones de cara a 2023.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior¿Cómo se pinta con vinilo líquido?
Artículo siguienteSolución a un ruido procedente del extremo delantero izquierdo de un Jaguar XF

¡Suscríbete a nuestro newsletter!