Los concesionarios creen que va a aumentar su negocio de posventa

“Un área de negocio fundamental”

Las marcas siguen apostando por el negocio de la posventa. El repunte de las matriculaciones ha incrementado ligeramente el parque de 0 a 5 años, y el concesionario ha mejorado sus políticas comerciales para fidelizar a este cliente en un área de negocio “fundamental” que prevén, crecerá en 2019. Así lo exponían los representantes de Opel, Hyundai, Mercedes y Kia, Jorge Tomé, Polo Satrústegui, Roland Schell y Eduardo Divar, respectivamente, durante el XXVIII congreso de Faconauto los días 11 y 12 de febrero en Madrid.

“La ventaja del concesionario frente al taller independiente es que el cliente es originariamente nuestro, y lo sigue siendo durante los años que dura la garantía, estamos invirtiendo para fidelizarlos porque la posventa es un área de negocio fundamental en los concesionarios. Y aunque en España el cliente no es tan fiel al concesionario como en otros países europeos, tenemos fama de ser más caros que los talleres independientes, es una concepción que está cambiando, que ya notamos en 2018 y que mantendremos en 2019”, así se expresaba el  director general Hyundai España.

“La posventa ha crecido durante los últimos años, los conductores de coches jóvenes van mucho más al concesionario porque buscan especialización y tecnificación en las reparaciones de coches, y nosotros estamos apostando por este área de negocio ampliado la garantía a 7 años, ofreciendo paquetes de mantenimiento… porque creemos que es un área que seguirá creciendo”, argumentaba el director general de Kia Iberia. Y de la misma manera se expresaba el  director general de Opel España: “La posventa es clave para el concesionario, y más con las previsiones de crecimiento del parque. Para nosotros especialmente, ya que tenemos una visión multimarca a través de Distrigo y Euro Repar”.

En esta línea, el representante de Hyundai aseguraba que el impacto de la electrificación del parque en los próximos años en el negocio de posventa va a ser mínimo, mientras que el director general de Opel instaba en la necesidad de que los concesionarios evolucionaran en plataformas de movilidad y servicio asegurando el papel esencial del diésel y al gasolina en el medio y corto plazo, “las necesidades del conductor marcarán el futuro”.

De momento, para el 2019 las marcas representadas esperan mantener la rentabilidad de sus concesiones entre un 2% y un 3%, afirmando que pese a la concentración, su red de distribución es una pieza clave en su negocio. Postura qeu contrasta con el pesimismo de los concesionarios en el congreso: la encuesta realizada a los presentes arrojó que un 46% cree que su rentabilidad bajará, un 33% que se mantendrá y un 21% que aumentará.