Los concesionarios recriminan las palabras de la ministra Ribera contra el diésel

Las palabras de la ministra Teresa Ribera anunciando la desaparición inminente del diésel están teniendo contestación por parte de las patronales implicadas. La de los concesionarios, Faconauto, también ha dado la suya.

La patronal de los concesionarios, Faconauto, considera precipitado que el Gobierno sentencie públicamente una tecnología como el diésel, “que está siendo usada por millones de españoles en la actualidad, que forma parte importante de los vehículos que se producen en las fábricas de nuestro país y que se venden en los concesionarios”.

Este posicionamiento de Faconauto se produce después de que ayer la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, manifestara en el Congreso que “el diésel tiene los días contados” y que su “impacto” en la calidad del aire “es lo suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida” (puedes leer la noticia pinchando aquí).

Por ello, la patronal cree imprescindible que, antes de dar por muerto al diésel y para evitar culpabilizar a los compradores, el Gobierno lidere un proceso efectivo de descarbonización de la movilidad. Algo que no debería pasar por demonizar el diésel, sino que debe darse de forma progresiva y ordenada, y que debe ser fruto de la puesta en marcha de medidas concretas y soluciones democratizadas”. No a golpe de impuestos o decretazos…

Faconauto considera que el vehículo ha de ser contemplado como un aliado para avanzar hacia la descarbonización del modelo de movilidad, que pasaría primero por sustituir los coches antiguos en circulación.

Respecto al diésel, Faconauto recuerda que “tecnológicamente no es comparable el diésel que incorporan los últimos motores Euro VI comercializados, que son muy eficientes en cuanto a las emisiones, y la tecnología diésel de coches con más edad”.

“La futura Ley de Cambio Climático es una gran oportunidad”, dicen, para que el Gobierno recoja las realidades de los actores que participan de cada uno de los sectores involucrados. Faconauto, como patronal de los concesionarios, es uno de ellos. Según dejan entrever, el diálogo al que se refieren no ha tenido lugar en este caso.