Los impagos, el gran problema de los autónomos en España

La mitad de los trabajadores por cuenta propia en España tiene problemas para cobrar sus facturas.

En España, la morosidad es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los trabajadores por cuenta propia, como los talleres, cada vez que abren las puertas de sus negocios… De hecho, uno de cada dos tiene dificultades para cobrar las facturas emitidas, tal y como informan desde lavanguardia.com en base a las cifras de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Una situación que afecta de lleno al día a día del negocio y también a su porvenir, ya que además de pagar mensualmente la consabida cuota de actividad y adelantar el IVA en la factura, es uno de los colectivos con mayor dificultad de acceso a financiación externa, siendo una de sus principales preocupaciones sin perspectivas de mejora para este 2020, pues el último Informe Europeo de Pago elaborado por la sueca Intrum indica que el número de negocios españoles que espera sufrir impagos en 2020 pasa del 5% al 10%.

Y es que pese a la existencia de una Ley de Morosidad que establece el plazo máximo de 60 días para el pago de las facturas de sus proveedores, según la ATA, el periodo medio de pago entre empresas privadas se establece en 89 días, 29 días más de los 60 que establece la Ley. Curiosamente, son los autónomos sin trabajadores y las micro pymes las que menos tardan en efectuar el pago a sus proveedores. Según va aumentando el tamaño de la empresa, los periodos de pago empeoran y son las grandes empresas las que más tardan en pagar las facturas pendientes (122 días de media).

No es de extrañar que, según la misma fuente, 2019 cerrase con una media de 39 nuevos autónomos cada día, muy por debajo de los 137 valientes que emprendían este camino el año anterior.

Según el medio online, la problemática ha sido denunciada en el seno de la Comisión Europea, organismo que ha descrito este fenómeno como ‘mal endémico’ y con especial incidencia en el sur de Europa (España, Italia y Portugal). Una situación escabrosa para los autónomos de este país, que, según el medio online, constituyen alrededor del 95% del tejido empresarial español y son los que mantienen la economía nacional.