Los ingresos de los talleres podrían caer hasta un 23% en 2020

Según las previsiones de Conepa -federación española de empresarios profesionales de automoción-, la facturación de los centros de reparación caerá entre un 22% y un 23% este año, lo que supondrá 3.000 millones de euros menos, en comparación con el 2019.

Los talleres de reparación facturarán 3.000 millones de euros menos en 2020, debido al confinamiento al que estuvo sometido la población a causa de la pandemia del coronavirus, que hizo bajar la actividad de estos negocios un 90%. Así, la facturación de estos negocios caerá, según previsiones de Conepa, entre un 22% y un 23% a cierre de este año, por lo que sus ingresos se situarán en torno a los 9.740 millones, lo que se traduce en 3.000 millones menos si se compara con los 12.650 millones de euros que facturaron en 2019.

Entre el 15 de marzo -fecha en la que se decretó el estado de alarma- y el 30 de abril, el 90% de turismos y motocicletas “faltaron” a su cita con los talleres, lo que supuso que la actividad de estos centros fuera de un escaso 10%. Si bien, las visitas de vehículos comerciales e industriales ‘sólo’ cayeron un 60%, debido a que estos automóviles sí podían circular ya que eran considerados servicio esencial.

“Los meses de mayo y junio fueron de lenta, pero continua, recuperación”, subrayan desde Conepa, tal y como se hace eco Europa Press. Más tarde, a partir del 22 de julio hasta la fecha, la actividad de los talleres ha ido recuperándose de forma progresiva y, según la asociación, “bastante satisfactoria”, con unos ingresos un 5% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Desde la patronal de talleres aseguran que esta recuperación se debe principalmente, por un lado, al número elevado de vehículos que estuvieron parados durante el confinamiento que tuvo que hacer su correspondiente visita al taller cuando comenzó el proceso de desescalada, debido a problemas técnicos vinculados a su utilización, o más bien, a su falta de uso; y, por otro, a la gran cantidad de usuarios que tuvieron que realizar la ITV tras el estado de alarma.

Asimismo, Conepa también ha subrayado que “se nota” que la gente está utilizando más el vehículo particular en detrimento del transporte público, “tanto en su uso diario para sus desplazamientos habituales, como para los trayectos de vacaciones”.

Los talleres de carrocería no pueden recuperar lo perdido

De la mano van las estimaciones de Euromaster, especialista en el mantenimiento integral del vehículo, que estima que la actividad de los talleres caerá un 19% a cierre de 2020.

De esta forma, contando con los datos de la consultora Gipa como respaldo, la compañía afirma que entre los mese de enero y mayo de este año, los ingresos de estos centros descendieron un 46%, coincidiendo en los tres meses más duros del confinamiento -marzo, abril y mayo. No obstante, entre enero y septiembre este retroceso es menos pronunciado, según las estimaciones, situándose en un 25%.

La razón de esto, según Euromaster, se debe a que “los negocios de reparación y mantenimiento han recuperado parte de las operaciones mecánicas pospuestas durante los meses del estado de alarma”. Así, dentro del sector de la reparación de vehículos, los que salen más perjudicados ante estas previsiones son los talleres de chapa y pintura ya que las operaciones perdidas en el confinamiento, en su caso, no son recuperables…

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here