Los noruegos se quejan de Tesla

La marca norteamericana no da abasto para atender a sus clientes ya que sólo posee 11 centros de servicio para más de 26.000 coches circulando en el país escandinavo.

Las reclamaciones de los noruegos hacia Tesla están aumentando cada vez más. La cuestión es que la marca estadounidense está teniendo problemas para llegar a atender a todos sus clientes en Noruega, país en ocasiones considerado un tipo de “paraíso terrenal para los coches eléctricos”, como afirman desde el portal digital Híbridosyeléctricos.com.

El mercado del eléctrico en Noruega

El mercado noruego, donde parece que las ventas no paran de aumentar, significa para Tesla uno de sus principales escaparates ya que actualmente en el país circulan más de 26.000 de sus turismos, para los que sólo cuenta con 11 centros de servicio. El pasado 2017 las ventas de Tesla llegaron a las 8.500 unidades. Sin embargo, a pesar del éxito que la marca norteamericana tiene en el país escandinavo, Tesla podría no estar preparada para atender este elevado volumen de clientes, afirman desde el portal digital.

Durante este primer semestre de 2018, varios propietarios noruegos han hecho reclamaciones a Tesla sobre los excesivos tiempos de espera para poder arreglar sus vehículos, los problemas que están encontrando para ponerse en contacto con el servicio de atención al cliente y los retrasos en las entregas de los vehículos ya reparados.

La compañía estadounidense ha logrado convertirse así en la cuarta empresa con mayor cifra de quejas –ni más ni menos que 118 reclamaciones en seis meses- ante el Consejo de Consumidores de Noruega.

¿Qué dice Tesla al respecto?

La respuesta de la marca ha sido clara: “los noruegos tienen razón al estar molestos con Tesla”. Así, se ha expresado el CEO de la marca, Elon Musk, quien ha reconocido esta situación en un tuit y ha anunciado una de las medidas que se quieren hacer para solucionarla: incrementar el servicio de reparación a domicilio con furgonetas-taller. No obstante, esta medida todavía está pendiente de algunos permisos de la autoridad vial de Noruega, según recoge el portal digital.

La marca estadounidense ha anunciado que están trabajando para mejorar esta situación lo más rápido posible a través de algunas medidas, que ya han comenzado a implementarse, como el aumento en un 30% del tamaño del equipo de servicio -que pretende duplicarse antes de que finalice el 2018-, o la puesta en marcha de un nuevo centro de servicio en Oslo que, aseguran, es la ciudad “con mayor concentración de propietarios de Tesla”.