Los partes por accidente descenderán un 25% para 2035

Los automóviles modernos equipan cada vez más sistemas de asistencia a la conducción ADAS, que incrementan notablemente la seguridad activa. Su incorporación, según un estudio de la Asociación de Compañías Aseguradoras de Alemania GDV hecho público por Carglass, reducirá sensiblemente la siniestralidad.

Un descenso en la siniestralidad que podría llegar a reducir los partes al seguro por accidente en un 25% para el año 2035. Una caída que será gradual, ya que GDV prevé que en 2021 los partes por siniestro descenderán en un 5%, llegando al 10% antes de 2025. En 2028 se habrá reducido en un 15%, en 2021 en un 20%…

“La disminución de los accidentes será progresiva, pues depende de su popularización en el parque de vehículos y del conocimiento que los usuarios tienen de ellos”, destacan.

La mayor parte de esta reducción de la siniestralidad será gracias a dos de las ayudas englobadas en los sistemas ADAS: el frenado autónomo de emergencia (un 40%) y los asistentes de aparcamiento (otro 40%). El tercer sistema que más reducción de siniestros aportará son los asistentes de cambio y mantenimiento de carril, con un 10% del total en el año 2035. El 10% restante se reparte entre el control de crucero activo y el reconocimiento de peatones.