Los recambistas buscan revitalizar el mercado de repuestos

Ancera traslada medidas ejecutivas imprescindibles para garantizar la sostenibilidad de la distribución independiente de recambios a los ministerios con competencias en economía, ecología, industria, comercio, transportes, movilidad y seguridad.

Garantizar el acceso a la información técnica de los vehículos, mantener la libre competencia en la posventa o garantizar al consumidor la libertad de elección de taller son algunas de las medidas ejecutivas que Ancera ha trasladado a los ministerios con competencias en economía, ecología, industria, comercio, transportes, movilidad y seguridad, para que se pueda definir el futuro del comercio de recambios independiente de cara a 2023.

De este modo, la patronal de recambistas ha elaborado un Plan de Medidas Ejecutivas -apoyado por las asociaciones AECAR, AERVI, AFIBA, APTA, ARPA y OPEN-, entre las que destacan especialmente:

Implantar un IVA reducido. Ancera propone una disminución del IVA en las operaciones de reparación y mantenimiento, así como en el coste de los recambios utilizados. Asimismo, propone que los talleres podrían recibir ayudas y ventajas fiscales (el IVA en bienes de equipo y maquinaria necesaria para su actividad y para medir las emisiones contaminantes de los coches).

Garantizar el acceso a la información técnica. La patronal de recambistas considera necesario que los operadores independientes -talleres, distribuidores, proveedores o editores de información, entre otros- puedan acceder a la misma información y de la misma manera que los concesionarios y talleres autorizados por el fabricante del vehículo, para que los centros de reparación independientes puedan competir de forma justa y con libre competencia.

Garantizar el acceso a los datos y recursos. Es importante poder garantizar un acceso justo, seguro, bidireccional, en tiempo real y neutral a los datos del vehículo, promoviendo la igualdad de condiciones y, para ello, la seguridad se antoja clave para que el sector independiente pueda competir. Por eso, Ancera cree que es fundamental el apoyo del Gobierno para el sector de la posventa independiente.

Mantener la libre competencia en la posventa. A través del Bloque de Exención por Categorías -norma actualmente debatida en Bruselas-, la cual permite al usuario reparar su vehículo dónde y con las piezas que elija sin perder la garantía; a los fabricantes de componentes vender al sector independiente; y a los talleres autorizados comprar al sector independiente y usar piezas originales o equivalentes. También obliga a acceder sin discriminación a la información técnica, a suministrar piezas originales a talleres, y al doble marcaje en los repuestos.

Asegurar al consumidor la libre elección de taller. Asimismo, desde la patronal consideran que establecer una competencia libre y justa en toda la cadena de posventa del automóvil es necesaria para garantizar la libertad de elección del consumidor con respecto al taller de reparación y las piezas utilizadas.

Evitar que las piezas visibles sean cautivas. Al igual que el Bloque de Exención por Categorías, esta norma -que permite la venta de recambios visibles por el sector independiente- también está siendo debatida actualmente en Europa. De esta manera, si esta medida no existiera,  tanto la venta como las reparaciones de piezas visibles estarían cautivas en el sector marquista, pudiendo aumentar los precios hasta en un 30%, según informan desde Ancera.

Neutralidad tecnológica y renovación del parque

Entre las medidas, la patronal de recambistas también ha hecho hincapié en la importancia de promover la neutralidad tecnológica -apostando por la convivencia de todas las tecnologías de combustión-; incentivar la renovación del parque automovilístico -favoreciendo que el parque sea más joven, lo que reducirá las emisiones contaminantes y mejorará la seguridad en las carreteras-; mejorar la imagen del automóvil -cada vez se desarrollan componentes para que los vehículos sean cada vez son más limpios y eficientes, por lo que, desde Ancera creen que la Administración debe colaborar con la industria en la comunicación pública de las acciones emprendidas por el sector-; alentar el recambio de piezas y el mantenimiento preventivo -a través de campañas de sensibilización para el adecuado mantenimiento y renovación de las piezas, lo que ayudará a mejorar la calidad del aire y la seguridad vial-; y, por último, facilitar la identificación de recambios, mediante el acceso al número de bastidor del vehículo a través de la matrícula para mejorar la identificación, con el coste que supone para el sector de la posventa.

La patronal de recambistas ha recordado a la Administración que estas exenciones reglamentarias son necesarias para poder competir libre y justamente y adaptarlas a las necesidades del mercado actual. “El apoyo del Gobierno español a una actualización del Reglamento permitirá a nuestras empresas beneficiarse de condiciones más justas para competir con los fabricantes de vehículos en los nuevos servicios resultantes de la creciente digitalización del vehículo y de los servicios de posventa del automóvil”, concluye Ancera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorChristian Rodríguez es el mejor pintor joven de R-M en España
Artículo siguienteEn Alemania crecen las ventas de diésel

¡Suscríbete a nuestro newsletter!