Los sistemas ADAS y su impacto en el taller

Los sistemas de asistencia a la conducción cambiarán la manera en la que se opera en el taller.

texa patrocinado

Con la incorporación de los sistemas ADAS (asistencia en la conducción) habrá menos accidentes, y por ende menos visitas al taller, pero estas dejarán más euros en la facturación de los mecánicos que deberán adaptarse tecnológica y formativamente para poder reparar los coches equipados con esta tecnología.

Y es que según GT Motive, haciéndose eco de un informe del ICDP, aumentará el coste de las reparaciones por elementos como los sensores de proximidad o las cámaras que se incluyen en las carrocerías. Sistemas que necesitan de una importante acumulación de energía cobrando especial importancia las baterías.

En esta línea, y a corto plazo, los talleres de carrocería, aseguran, serán los grandes beneficiados de estos cambios, ya que, aunque se reducen los accidentes de tráfico, principalmente por colisión, aumentan los desperfectos por impactos por alcance. Una tendencia que tenderá a estabilizarse, pues con la consolidación de estos sistemas en el parque móvil, este tipo de accidentes disminuirán.

Eso sí, todos los talleres deberán realizar un salto tecnológico tanto desde el punto de vista de las reparaciones (actualizaciones) como de las herramientas que utilizarán para ello. El profesional contará con nuevos softwares para la calibración de los componentes electrónicos de los vehículos, en los que se ocupará de la actualización de los servicios que ofrece: música, asistencia en carretera, entretenimiento, etc.