Los talleres albaceteños ven caer más de un 90% su actividad

Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo, la asociación provincial de talleres de Albacete, Apetreva, cifra en más de un 90% la caída de actividad del sector.

Los talleres de Albacete han visto cómo su actividad ha caído más de un 90% desde que el Gobierno de España declarara el estado de alarma el pasado 14 de marzo a causa de la crisis del coronavirus. Así lo ha explicado Antonio Atiénzar, presidente de Apetreva, a La Tribuna de Albacete, “por no decir que la actividad ha caído el 95%”, lamentaba.

Según Atiénzar, ahora los trabajos que pasan por los talleres se han reducido a las emergencias, averías que necesiten de un mecánico de urgencia, nada más. “Aparte de las emergencias no se está trabajando nada”, ha asegurado, puntualizando que sólo “se salvan los talleres de vehículo industrial”, ya que, al trabajar los transportistas, los mecánicos encargados de reparar vehículos pesados siguen en funcionamiento. “De hecho, nos piden que no cerremos porque, sin los talleres no se puede mantener la cadena que permite que no haya desabastecimiento”, ha señalado el presidente de Apetreva, que tiene unos 300 talleres asociados.

No obstante, Atiénzar muestra su preocupación con respecto a la apertura de estos establecimientos albaceteños: “Los talleres seguirán abiertos, pero no sé cuánto van a resistir; es lo normal, cuando el decreto dice que el coche sólo puede usarse para los desplazamientos del trabajo o para echar gasolina”. Y es que, en la actualidad, los centros de reparación y mantenimiento de automóviles funcionan, como explica el presidente de Apetreva, “como servicios de emergencias, incluso con la puerta cerrada y un cartel fuera que explica la situación y lo que ordena el decreto”.

A todo esto, se le suma otro problema: el de obtener los recambios. En palabras de Antonio Atiénzar, “cada día es más complicado porque los recambistas también tienen su servicio de guardia, y cada día tienen menos existencias”.

Ante esta situación, el presidente de la asociación provincial solicita que se pongan en marcha medidas públicas que ayuden al sector. De hecho, pone de ejemplo la petición realizada por las patronales de talleres Cetraa y Conepa al Ministerio de Trabajo y a las comunidades autónomas de aprobar con carácter de urgencia los ERTE por fuerza mayor presentados por los centros de reparación, ante la fata de trabajo. Existe una “honda preocupación” del sector por la “paralización masiva y generalizada” de la afluencia de vehículos a los talleres. Por tanto, piden esta tramitación con carácter urgente de los ERTE como una medida “imprescindible para garantizar la supervivencia de las empresas y el mantenimiento de los puestos de trabajo”.