Los talleres baleares avisarán a los usuarios sobre sus derechos

La Dirección General de Consumo de las Islas Baleares y Cetraa Baleares han presentado una campaña orientada a los talleres de esta comunidad autónoma para que informen a los consumidores sobre sus derechos cuando visiten sus instalaciones.

Se ha presentado recientemente una campaña dirigida a los talleres con el objetivo de que estos informen a los consumidores sobre sus derechos en relación a sus visitas al taller.

Según informa Cetraa, los carteles diseñados para la campaña, que se distribuirán entre los asociados de las patronales, recogen dichos derechos y ofrecen consejos para el momento de llevar el coche a reparar. De este modo, por ejemplo, se recomienda a los usuarios que antes de dejar el vehículo en el taller soliciten un presupuesto, que debe tener una validez mínima de doce días. Una vez este sea aceptado, es conveniente pedir un resguardo del depósito del vehículo. En caso de no haberlo pedido, se avisa al usuario de que es necesario comprobar la orden de reparación y posteriormente firmarla.

Asimismo, los carteles reflejan que cuando el usuario recoja su vehículo, tendrá que revisar la factura y comprobar que se ajusta al presupuesto, teniendo en cuenta que las piezas sustituidas disponen de una garantía de dos años y en el caso de la mano de obra, tres meses. También, se advierte a los usuarios de que el vehículo debe retirarse en un plazo de tres días desde que haya sido reparado ya que, en caso contrario, el taller puede cobrar gastos por tenerlo bajo su custodia.

Esta iniciativa, presentada por la Dirección General de Consumo de las Islas Baleares (Consum), se llevará a cabo con la colaboración de la Dirección General de Política Industrial, las patronales de los talleres de reparación de vehículos y la Asociación Balear de Especialistas Reparadores de Automoción y Náutica (ABERAN – CETRAA Baleares).

El acto de presentación de esta campaña – que corrió a cargo del director general de Consumo, Francisco Dalmau – también contó con la participación del director general de Política Industrial, Manuel Porras, y el presidente de ABERAN, Julio González.

Protección de los derechos de los consumidores

El director general de Consumo ha asegurado que con esta iniciativa “se pretende avanzar en la protección de los derechos de los consumidores” y ha mostrado su satisfacción por “la excelente disposición de las empresas a la hora de impulsar iniciativas que mejoran la calidad del servicio y, por tanto, la satisfacción de los usuarios, que se sienten más seguros”.

A su vez, el director de Política Industrial, Manuel Porras, se refirió al papel esencial de la Dirección General de Política Industrial en materia de vigilancia, asesoramiento y acompañamiento a las empresas para asegurar que todas se someten al proceso de homologación y cumplen la normativa. En cuanto a las tareas de control, Porras señaló que “el año pasado se visitaron 80 talleres en el marco de la campaña de inspecciones, cuyo objetivo es garantizar la seguridad y evitar la competencia desleal”.

Por su parte, el presidente de ABERAN ha manifestado su gratitud a las dos Consellerías por su implicación en la realización de esta campaña “para que los usuarios conozcan sus obligaciones y sus derechos y que los talleres aporten la máxima trasparencia  y más confianza a sus clientes”.

En 2018 el número de reclamaciones a talleres mecánicos registradas en la Dirección General de Consumo fue de 157, veinte menos que en 2017, año en el que se contabilizaron 175. Por islas, en 2018 en Mallorca los consumidores formularon 108 reclamaciones, 26 menos que en 2017, cuando se gestionaron 134. Asimismo, en Menorca se recibieron ocho reclamaciones, una menos que el año anterior, y en las Pitiusas, 41, es decir, nueve más que en 2017.