Los talleres ilegales se disparan con la crisis…

La patronal del sector de la reparación en Pontevedra ATRA denuncia el aumento de los negocios clandestinos en la provincia, especialmente en la ciudad de Vigo. Así, aseguran que en la provincia hay menos de 700 talleres legales a lo que hay que añadir un 50% más que trabajarían sin controles en bajos y cobertizos…

Este incremento de talleres ilegales se debe principalmente a la crisis derivada de la pandemia del Covid-19, al igual que sucedió tras la crisis del 2008. De hecho, ATRA ha denunciado más de 350 negocios de este tipo en la provincia y ha detectado que más de la mitad están ubicados en el área de Vigo, según recoge el digital atlántico.net.

“Es un fenómeno que crece siempre que hay una situación económica limitada, pero no por esperada se digiere mejor porque hace mucho daño al sector. Es una auténtica lacra”, señala Enrique Fontán, presidente de ATRA y de la patronal española de talleres de reparación Cetraa.

Y es que estos pseudonegocios -atendidos generalmente por una sola persona o con varios empleados, que no están dados de alta en la Seguridad Social ni cuentan con los permisos municipales ni la maquinaria homologada- se montan en bajos de viviendas particulares, en cobertizos o naves de difícil acceso, lo que complica llevar a cabo una inspección. Se extienden por toda la provincia, así como suponen “un gran problema para los negocios legales”, al igual que para el cliente “porque a la hora de reclamar no se puede hacer nada porque no hay factura”, explica Fontán.

Esto se enmarca dentro de una situación en donde la pandemia se ha cobrado cerca de 60 talleres de reparación de vehículos en la provincia. De hecho, el censo de empresas antes del coronavirus era de 750 establecimientos, que bajaron a 725 el año pasado y actualmente ATRA tiene 693 asociados, lo que supone un 7,6% menos.

Según recoge el atlántico.net, el empleo se mantiene en el mismo nivel, con unos 6.000 trabajadores, gracias a los ERTEs. Como presidente de Cetraa, Fontán asegura que están “haciendo un esfuerzo muy importante en todo el sector a nivel nacional por mantener abiertas las empresas y, muy especialmente, por los puestos de trabajo, porque tenemos gente muy formada que no queremos perder”.

La crisis causa estragos en el sector…

En declaraciones al medio digital, el recién elegido presidente de Cetraa aborda el impacto de la pandemia en el sector, asegurando que “2020 fue un año muy inestable y el inicio de 2021 está siendo muy malo con caídas de la actividad de entre el 30% y el 50%, aunque el empleo se pudo mantener por los ERTES”. Asimismo, afirma que “las restricciones de movilidad, los cierres perimetrales, el teletrabajo y el empeoramiento de la situación económica de mucha gente afecta a nuestro trabajo”. Y es que, mientras que el año pasado cuando se decretó el estado de alarma, “los talleres tuvimos que permanecer abiertos como servicio esencial, pero nuestros clientes se limitaban a ambulancias, coches de policía o de médicos”, ahora “nos dejan fuera de las ayudas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial”. Con respecto a este tema, Fontán asegura que han enviado un escrito a la ministra Calviño “porque somos un sector crucial que da empleo a 350.000 personas en España y estamos en tierra de nadie”.

A su vez, el presidente de ATRA habla sobre como Galicia en particular y España en general están a la cola de Europa con un parque de coches muy envejecido que va a traer muchos problemas: “Aquí entran los talleres ilegales con piezas de desguace sin ningún tipo de control que ocasionan averías mayores. Por otro lado, apenas se están haciendo labores de mantenimiento a los coches y eso va a tener consecuencias graves para los vehículos que llevan mucho tiempo sin uso, que son bastantes, debido a la pandemia. Luego vendrá la invasión de coches con fugas y de problemas con las baterías”, lamenta.

Cómo afrontar las nuevas tecnologías

Por su parte, preguntado con respecto a los desafíos del coche eléctrico, autónomo y la movilidad sostenible, Enrique Fontán explica que están viendo “opciones” para que los talleres tengan puntos de recarga eléctricos y hacer puntos fotovoltaicos en los tejados de las naves para autoconsumo. “Desde Cetraa estamos manteniendo relación con el Gobierno y con Europa para la formación en automoción y cursos de especialización, big data, inteligencia artificial, materiales compuestos o internet de las cosas”, asegura.

Por último, el presidente de Atra ha querido poner en valor el proyecto piloto LibroTaller -desarrollada entre Cetraa y la DGT- que cuenta con un registro de las operaciones de mantenimiento y reparación del coche. Actualmente, LibroTaller tiene unos 300 embarcados en esta plataforma que aspira a captar más establecimientos y una mayor transparencia en los trabajos. Como señala Fontán: “Confiamos en que se establezca como una norma obligatoria para que los talleres legales ganen en esta lucha”.

Melett

1 Comentario

  1. Lógico y lamentablemente es lo que nos espera… Una pena por el gremio, pero visto la situación que tenemos presente, casi nadie puede afrontar estás reparaciones a esos precios, yo mismo me he visto forzado por la situación a realizar autoreparaciones de Filtros varios Aceite Frenos correas distribución…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorAncera da las claves para cumplir con el registro salarial obligatorio
Artículo siguienteR-M pospone su Mundial de pintores a 2022 por la pandemia

¡Suscríbete a nuestro newsletter!