Los talleres incrementan su facturación y su actividad en el primer semestre del año

Son datos de la patronal de talleres Conepa: “La mejor noticia es que, por vez primera en mucho tiempo, podemos hablar de una mayor estabilidad en las entradas al taller”, señala Víctor Rivera, secretario general de la patronal, que pone el acento en el buen nivel de actividad “del que gozan” los empresarios del sector, si bien, aún no se percibe la recuperación económica en los talleres: “Las cifras de ventas del sector están lejos de las reportadas antes de la crisis, en torno al 8% por debajo”, destaca Rivera.

Por meses y especialidades
El primer trimestre tuvo un comportamiento estable mes a mes (2,5% de subida de media, cuatro décimas más que el crecimiento experimentado en el mismo periodo de 2016). Abril sin embargo cerró a la baja, compensando luego mayo y junio con creces el descenso.

Por especialidades, se observa asimismo un crecimiento bastante uniforme, aunque algo superior en electromecánica que en carrocería. “La rentabilidad en esta última especialidad resulta especialmente preocupante por las presiones a la baja en los precios que pagan los grandes clientes: especialmente las compañías aseguradoras y de renting”, explican.

Mirando al empleo
El incremento en la actividad se ha traducido en una mayor demanda también de empleo, fundamentalmente en las especialidades ligadas a la electromecánica.

En las entidades asociadas a Conepa que cuentan con este tipo de servicio, las peticiones de selección de trabajadores han crecido casi un 40% sobre el primer semestre del año pasado.

Un dato aparentemente espectacular que ha de ser matizado, como indica el secretario general de la patronal: “Hay una mayor dificultad para encontrar especialistas a través de cualquier vía de búsqueda de personal. De ahí que muchos de los talleres que recurrían a otras fórmulas para hacerlo, ahora se dirijan hacia nosotros”. Rivera pone de manifiesto que “esta situación está originando ya una subida de salarios en la práctica”.