“Los talleres no merecen ser los grandes olvidados”

En unas declaraciones al diario ABC.es, el director general del ‘Marketplace’ profesional de compraventa de recambios Partakus, Laurent Gambotti, ha señalado que es “sorprendente” que el plan de ayuda a la automoción no tenga en cuenta a los talleres de reparación. Especialmente cuando este sector está jugando un papel muy importante en este año tan complicado…

Los talleres no merecen ser los grandes olvidados en la recuperación de la automoción. En una España sumida en su propio proceso de reparación, no debemos dejar atrás a un sector que da trabajo a más de 150.000 personas en España y que en 2019 estaba creciendo a un ritmo del 2%, según datos de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa)”. Con estas declaraciones al diario ABC.es, ha dejado clara su postura Laurent Gambotti al respecto de la decisión del Gobierno de dejar fuera del plan de ayuda a la automoción al sector de la reparación.

Y es que, según el director general de Partakus en España, nuestro país se enfrenta a un final de año clave para encauzar su recuperación: “El ecosistema empresarial es consciente de la encrucijada a la que nos enfrentamos, y los sectores más afectados se ocupan de reclamar parte de los fondos europeos. Especialmente, dos grandes industrias han centrado buena parte del foco mediático y político: el turismo y la automoción”.

La automoción es un sector del que las empresas de reparación y mantenimiento de vehículos juegan un papel muy importante, especialmente en este año tan complicado debido a la pandemia del coronavirus. Y es que, durante el confinamiento, los talleres fueron considerados servicios esenciales que atendían a los vehículos como camiones y furgonetas de reparto, entre otros, cuando estaba restringida la movilidad y estos tenían que seguir activos.

Pero no sólo. Cuando empezó el proceso de la denominada desescalada, los centros de reparación fueron de los servicios más demandados, especialmente a causa de las ITV, donde se produjeron -y sigue habiendo- largas colas para que todos los vehículos que no la habían pasado durante el estado de alarma, pudieran hacerlo.

Asimismo, ante el miedo al contagio y el aumento del turismo local, el uso del vehículo privado se ha incentivado en detrimento del transporte público, por lo que se ha incrementado la importancia de las revisiones para evitar problemas al volante y, por ende, la significativa labor de los talleres. Tomando especial cuenta de que en épocas de crisis se suele posponer la renovación del vehículo generando, como señala Gambotti, “no sólo una caída en las ventas de automoción, sino también más demanda de reparaciones para alargar la vida útil del coche; que con el paso del tiempo exige un mantenimiento mayor y que resulta fundamental para preservar la seguridad vial”.

Un sector olvidado

Por eso, es una lástima observar cómo se les ‘olvida’ en un plan tan esencial para la recuperación de la industria. Un ‘olvido’ que ya denunciaron las patronales de talleres Cetraa y Conepa hace unos meses cuando se anunciaba el Plan de Ayudas a la Automoción en junio de este año. Y es que, en su misiva dirigida al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, explicaban que el taller es un elemento “esencial y omnipresente” en la vida de un vehículo, además de ser un sector -formado en su mayoría por microempresas y pymes- que emplea a más de 150.000 personas en España. En este sentido, se estima que el 24% de los autónomos que regentan estos negocios está planteándose despidos en parte de sus plantillas, ya que les es imposible sacar a flote su establecimiento ante la inestabilidad e incertidumbre económica que está dejando el coronavirus.

Así, ambas patronales consideran que el plan del Ejecutivo para la recuperación del sector de automoción debería recoger el apoyo al mantenimiento de vehículos ya en circulación, el impulso de la formación constante de los profesionales de la reparación y las ayudas a las inversiones en herramientas y tecnologías.

El taller, orientado hacia la transformación digital

Al igual que las patronales de los talleres, el director general de Partakus en España considera “sorprendente” que el plan de ayuda a la automoción no tenga en cuenta a los talleres de reparación. En este sentido, Gambotti señala que “las medidas para renovar el parque actual de vehículos son necesarias y bienvenidas, pero no tienen mucho sentido si no hay un servicio de posventa capaz de dar cobertura a las nuevas necesidades del sector”.

Por eso, para Gambotti, existen tres claves “que no debemos ignorar en la automoción como palanca de la recuperación económica”. La primera: “Por mucho que pretendamos acelerar la renovación del parque actual, es un proceso que llevará su tiempo. Requerirá seguir dando soporte a vehículos ya en circulación o incluso adaptarlos aplicando tecnologías que mejoren su rendimiento y minimicen su impacto medioambiental”.

La segunda clave reside en las innovaciones que incorporan los vehículos nuevos, las cuales requieren que los profesionales del taller estén formados en tecnologías punteras, algo que, hoy en día, es difícil de asumir para estos negocios, especialmente los pequeños y medianos, que apenas disponen de tiempo y recursos para mantenerse actualizados y reciclarse en su trabajo.

Finalmente, Gambotti afirma que “estar a la altura del sector exigirá a los talleres acometer importantes procesos de transformación digital”, por lo que estos tendrán que incorporar tecnología y herramientas que, por un lado, optimicen su trabajo y, por otro, les ayuden a adaptarse a los nuevos hábitos del consumidor y tendencias del mercado. “Por ejemplo, plataformas de e-commerce profesionales que mejoren su relación con distribuidores y aceleren procesos de compraventa de recambios en el ecosistema de la posventa”.