Los talleres pierden 500 millones de euros por los coches sin ITV

Solera analiza el impacto de la abstención en las ITVs en el taller

“Hay cuatro millones de turismos y vehículos comerciales ligeros/medios circulando por las carreteras sin tener la ITV en regla, aunque dado el envejecimiento del parque ocho de cada diez están obligados a pasarla, y eso supone que el sector deja de ingresar 500 millones de euros”, José Luis Gata, responsable de Posventa de Solera, advirtió, durante su intervención en el XXIX congreso de Faconauto, de los peligros y las pérdidas que la abstención en la ITV implica para el sector.

Y es que Gata aseguró, en la workshop ‘La posventa está en el centro’, que si todos los vehículos de más de cuatro años cumplieran sin excepción, la facturación de la posventa procedente de la ITV aumentaría un 25%, pasando de los 2.100 millones de euros anuales a los 2.600 millones.

Los datos

Los 2.100 millones de euros que actualmente se facturan se pueden desglosar en un 60% correspondiente a fallos graves y un 40% a los leves. Los primeros, que son los que impiden pasar la ITV, aparecen en dos de cada diez vehículos que acuden a la inspección. Rechazo que, dicen desde Solera, está muy vinculado al envejecimiento del parque: de hecho, se encuentran de media prácticamente dos daños graves por vehículo, siendo los que más cuantía tienen los relativos a ejes, ruedas, neumáticos y suspensiones; emisiones contaminantes; y alumbrado y señalización.

El parque

De cumplir con la ley, se ingresarían 500 millones de euros más que ayudarían a dinamizar un sector que se enfrenta al envejecimiento progresivo del parque y de la población, con más coches, pero más viejos y con menos conductores. Y es que según Solera en 2025 el parque crecerá un 16% y 15 millones de vehículos tendrán más de 15 años… Un parque que además se encuentra en pleno ‘Diexist’: actualmente dos de cada tres coches son diésel, pero en 2019 se vendieron un 26% menos, en el que hay nuevas fórmulas de movilidad y previsiones que apuntan a una ralentización del crecimiento de las reparaciones y de la facturación para el período 2020-2025.

Pero tampoco podemos olvidar los datos de 2019: año en que según el responsable de posventa de Solera, el volumen de reparaciones creció por encima del 2%; mientras que los ingresos hicieron lo propio más de un 6%, es decir, tres veces más. Esta diferencia entre el número de las reparaciones y la cuantía de las operaciones se debe a la mayor tecnología del vehículo, que provoca que el ticket medio final sea más caro… Pero será el mejor dato de aquí a los próximos cinco años.

¿Y qué se puede hacer al respecto?

Desde Solera apuestan por un triple enfoque que atañe a la Administración a la que solicitan planes de achatarramiento e incentivos fiscales a la compra, y al taller para que conciencie sobre la importancia del mantenimientos del vehículo: ‘la ITV es salud vial’, sin olvidar que los conductores son menos jóvenes y que hay más tipos de movilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorSe enciende el testigo EOBD en un Alfa Romeo ¿Cómo solucionarlo?
Artículo siguienteRuidos durante el funcionamiento de la correa ¿Cuál es la causa?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!