Los talleres recuperarán en 2021 el 50% de lo perdido por el coronavirus

El sector recuperará 1.629 millones de euros, pero aún faltarán otros 1.400 millones para llegar a niveles precovid.

¿Cómo terminará 2021?, ¿habremos recuperado para final de año lo perdido durante el pasado año 2020? Son algunas de las preguntas a las que Solera ha tratado de dar respuesta.

El pasado viernes 2 de junio, en un evento organizado para sus clientes por Pinturas Principado -distribuidor Glasurit con sede central en Meres (Siero) y una delegación más en Oviedo-  (puedes leer la noticia pinchando aquí), María Monfragüe Serrano, responsable de la zona centro de la compañía tecnológica Solera, daba algunas pinceladas que ayudaban a comprender cuál era el contexto al que nos enfrentamos. Una ponencia que se producía apenas cuatro días antes de tener lugar en Madrid una de las citas marcadas en el calendario de la automoción española: el Congreso de Faconauto, la patronal de concesionarios. Con las cifras aportadas durante los dos eventos puede establecerse un punto de partida (dónde estamos) y un horizonte para final de año (dónde estaremos).

En Asturias, Serrano hacía un recorrido por las cifras que explicaban el impacto del coronavirus en el sector, afirmando que la posventa perdió en 2020 cerca de 2.500 millones de euros, siendo la carrocería el área que más sufrió los efectos de la pandemia (-19%; mientras que la mecánica cayó un 17%).

Y es que a pesar de ser la facturación esperada para 2020 superior a los 14.500 millones, el volumen de negocio retrocedió al año 2015, cuando el sector alcanzó los 12.300 millones de euros (en 2020 fue concretamente menor: 12.064 millones de euros). Lo que sucederá en 2021 es que los talleres recuperarán la mitad de lo perdido durante la pandemia, cerrando el ejercicio en torno a los 12.726 millones de euros.

Así, la posventa se encuentra actualmente a mitad de camino… Y es que, tal y como ha presentado Solera en el congreso de los concesionarios, con un incremento del 14,7%, aún debe alcanzarse la cota de los 14.000 millones para volver al escenario justo anterior al coronavirus. De este modo, en 2021 los talleres recuperarán 1.629 millones de euros, aunque faltarán otros 1.400 millones hasta llegar a niveles precovid, lo que tendrá lugar a finales de 2022. De este modo, la posventa se alinea con la economía española, dado que tanto el crecimiento del PIB como la evolución del desempleo muestran que a fin de 2021 ambos estarán a medio camino de la recuperación.

Esta mejora del escenario económico y sanitario generará más volumen de trabajo a los talleres, de modo que las reparaciones, tras caer el año pasado un 18%, crecerán en 2021 un 11,4%. Esta cifra, no obstante, es un 8,7% inferior a la de 2019, constatando así que el sector de momento sólo ha podido conseguir la mitad de lo perdido.

Recuperar la movilidad, clave

Será clave en cualquier caso la recuperación de la movilidad para volver a los niveles pre coronavirus en la posventa. Durante el último año, el kilometraje de los vehículos españoles se redujo en un 20%, una situación que tiene su traducción a euros… Y es que la consultora estima que por cada kilómetro que se deja de recorrer la posventa deja de facturar 114 euros por vehículo y año.

En este sentido, el fin de las restricciones de movilidad permitirá que los vehículos puedan recuperar su ritmo habitual de circulación, “dado que la posventa depende esencialmente del movimiento”. Por eso, en 2020, el canal menos afectado en volumen de reparaciones fue el renting, con un descenso del 6,8%, cuando concesionarios y talleres independientes cayeron tres veces más.

Según José Luis Gata, responsable de Mercado Posventa de Solera, “el año 2020 experimentó la peor caída del PIB en España desde la Guerra Civil, si bien se espera una recuperación más rápida, que debería llegar en 2022. No obstante, otro cantar puede ser la economía doméstica. En la crisis anterior, una disminución de renta del 13% produjo un 50% menos de matriculaciones. Y la posventa vive del vehículo nuevo. Es el que más se mueve, más se repara, más y mejores coberturas tiene, etc. Una cosa será volver a niveles precovid y otra volver a encontrar la buena senda de crecimiento. Y aquí lo tendrá más difícil la clase media del taller, pues el grande tiene músculo y el pequeño puede vivir de momento de coches más viejos”.

¿Conclusiones? El coronavirus retrasa al sector a los ingresos percibidos en el año 2015; el desempleo vive un alza preocupante, incidiendo esta situación de forma dura en las rentas de las familias; se acelera el envejecimiento del parque por el déficit de achatarramiento y las bajas matriculaciones (cada vez hay más venta de VO de entre 15 y 20 años); se recorren menos kilómetros de media, se reduce la movilidad y se incrementa la incidencia del teletrabajo; y ante la menor aportación del área de ventas de vehículos nuevos, es más que probable que las marcas y los concesionarios traten de poner el foco en la posventa…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorPinturas Principado hace equipo con sus clientes en Asturias
Artículo siguienteDiferentes juegos de correas de distribución, con distintos rodillos tensores…

¡Suscríbete a nuestro newsletter!